La gran decepción del reciclaje

Foto: Unsplash

La buena obra del siglo permitió consumir sin culpa de una botella plástica o de un vaso desechable. Lo cierto es que ésta es una práctica que implica consumo energético y no está libre de emisiones. Para los expertos este es el eslabón último de la cadena, primero se debe reducir y rechazar.

Por Amanda Riquelme.

Cada día queda más claro que si se cumplen todas las predicciones respecto del calentamiento global, el planeta cambiará radicalmente. Esto por culpa de nuestros malos hábitos de consumo, donde lo desechable parecía ser la mejor opción y provocó, entre otras cosas, que hoy frente a las costas de Chile exista una isla de plástico que es tres veces el tamaño del país. Según la ONU, mide más de 2,5 millones de km2 y es donde han ido a parar las bolsas y botellas que han usado hasta nuestros bisabuelos. Y es que una botella de PET puede tardar incluso 1.000 años en desaparecer.

A partir de este panorama desolador han nacido varios movimientos ciudadanos como basura cero y zero waste chile, que buscan reducir al máximo los residuos evitando así el gran enemigo de este siglo: el plástico.

Ley REP

La tarea del gobierno a raíz de estas cifras ha sido diversificar propuestas y crear un proyecto de Ley de Responsabilidad Extendida del Productor. La ley tiene por objetivo, disminuir la generación de residuos, promoviendo la reutilización y el reciclaje

Pero esta ley no es nueva en el mundo, comenzó en los años 90 en Alemania y luego siguió por toda Europa y Japón. Si bien Chile es el país que más genera basura en Latinoamérica, también es el primero en tomar este tipo de medidas. “Siempre los países con mayor crecimiento económico tienen mayor posibilidad de generación de residuos, sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente está trabajando fuertemente en impulsar la economía circular para bajar estos alarmantes números” asegura el Asesor de Comunicaciones del MMA, Hernán Vargas.

Hoy la ley será ampliada y incluirá un reglamento en cuanto a envases y embalajes.”La Ley REP no está considerada solo para el reciclaje si no que va a contemplar aspectos como el eco diseño. Un llamado a las empresas a que den los mejores criterios para reducir la cantidad de reciclaje” asegura Hernán.

photo-1516992654410-9309d4587e94
Foto: Unsplash

Reciclar menos, es más

Para muchos el reciclaje es el punto de entrada a una vida más sustentable, pero la verdad es que reciclar se debe implementar en una última instancia. Para los activistas de los movimientos zero waste chile y basura cero, el reciclaje puede evitar la extracción de nuevos recursos naturales, pero es el eslabón último de la cadena. Greenpeace determinó que para reducir la basura per cápita se necesita seguir las 3R: Reducir, Rechazar y al último Reciclar. Los grupos surgidos recientemente le han agregado 2r más, Reparar y Compostar de la traducción Rot.

hiking

Otro inconveniente del reciclaje es el gasto energético que significa, además de que el proceso en sí contamina, ya que se necesitan disposiciones industriales para el proceso. “Debemos disminuir la cantidad de residuos generados, consumir menos, cuestionarnos nuestras reales necesidades y bajar el costo planetario de nuestros satisfactores. Sacar de raíz que exista una opción desechable y dejar de apostarle todas las fichas a un proceso que por las leyes de la termodinámica, nunca será 100% eficiente” asegura la Docente en sustentabilidad de la Universidad Católica y militante de basura cero, Bruna Garretón.

Si bien la Ley REP viene a marcar un hito en cuanto a temáticas medioambientales en el país, es la mentalidad de las personas la que debe cambiar. “Ya es impresentable que usemos vasos, servicios, y envases de plástico o plumavit, cuando se ha informado de sobra, sobre los daños irreparables que generan a nuestro ecosistema (…) si no cambia esa mentalidad desde la casa, la ley se quedará chica”. Afirma Bruna.

Avanzar hacia esa visión como país también permitirá generar un marco regulatorio para materiales que la actual ley no abarca -como los residuos orgánicos, que componen casi el 50% de nuestra basura-. Rechazar lo no recuperable y regular el consumo son las acciones preventivas más importantes. “Es necesario entender que prevenir es mejor que gestionar residuos” asegura Greenpeace Chile.

Por su parte el Ministerio de Medio Ambiente asegura estar desarrollando programas educativos para colegios que van poniendo en marcha paulatinamente y no descartan realizar programas para adultos sobre sustentabilidad y economía circular.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s