Otro año fatal para la Iglesia

Por: Florencia Dinamarca

 

Hace 11 años, y antes de que comenzaran los escándalos por pedofilia, 68% de los chilenos declaraban confiar en la Iglesia católica. Hoy solo lo hace el 27%.

Desde que el Papa Francisco asumió en el 2013, ha tenido que lidiar con la crisis profunda que vive la Iglesia católica a raíz de los innumerables casos de abuso sexual que se han dado a conocer. En Chile, podría decirse que la crisis estalló en abril del 2010, cuando se confirmó la investigación eclesiástica en contra de Fernando Karadima, quien había sido acusado de abuso sexual.

 

Días después, Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton relataron sus casos en Informe Especial. Por la crudeza de sus relatos, la crisis se agudizó y la desconfianza ciudadana aumentó. Este año, al igual que los anteriores, no está terminando positivamente para el clero.

 

Acorde a cifras oficiales, las causas abiertas por abusos sexuales cometidos por miembros eclesiásticos son 139. Actualmente, 190 personas están siendo investigadas y hay más de 240 víctimas, de las cuales al menos 80 son menores de edad.

 

Por todo esto, no es de extrañarse que Chile sea el país de la región que menos confía en la Iglesia católica, según un estudio de opinión pública llamado Latinobarómetro. En 2017, 36% de chilenos afirmaron confiar en dicha institución, mientras que en 2018 tan solo lo hizo el 27%.

 

Es preciso recordar que en junio de este año, el Papa aceptó la renuncia de siete obispos, entre ellos Juan Barros, quien fue acusado de encubrir los abusos sexuales de Fernando Karadima. Previamente, Bergoglio había respaldado a Barros, sin embargo, una vez que se confirmó su complicidad en los delitos, el Papa tuvo que retractarse. El 14 de noviembre, Barros fue interrogado en Rancagua por el fiscal Sergio Moya, en calidad de encubridor.

 

Asimismo, el 20 de febrero, Charles Scicluna, arzobispo de Malta, y Jordi Bertomeu, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, realizaron 64 entrevistas que permitieron crear un informe que recopiló los antecedentes sobre Juan Barros, ex obispo de Osorno. El 13 de noviembre, Scicluna fue nombrado secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, hecho que la Iglesia chilena valoró positivamente.

 

El 28 de septiembre de este año, el Vaticano confirmó la expulsión de Fernando Karadima, quien solo había sido condenado a una vida de oración y penitencia, pues el delito que se le imputó ya había prescrito. Si bien es cierto que este anuncio no constituye un cambio radical, es algo simbólico para todas las víctimas de Karadima y de la Iglesia.

 

Cabe destacar que, en un intento por superar la crisis en que están sumidos, del 12 al 16 de noviembre se llevó a cabo la Conferencia Episcopal, donde los obispos analizaron las medidas que deben adoptar para frenar los abusos sexuales y limpiar la imagen de la Iglesia chilena.

 

Revisa la línea del tiempo con los hitos más importantes:

https://cdn.knightlab.com/libs/timeline3/latest/embed/index.html?source=1VyDkczfv95BKeHyqaD4U8F74ZfcSbE5SVttGz8PIcO4&font=Default&lang=en&initial_zoom=2&height=650

 

Arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí:

“Hay un intento serio de terminar absolutamente con los abusos”

Un estudio afirmó que Chile es el país que menos confía en la Iglesia católica, ¿por qué cree usted que ha pasado esto?

Son varias las razones. En primer lugar, los abusos que han habido, sin lugar a dudas, han influido en la confiabilidad de las personas respecto de la Iglesia y, en segundo lugar, hay un ambiente donde todas las instituciones que tienen relevancia pública no han estado a la altura de responder a las situaciones que vive la gente real. También, es porque estamos en un país menos religioso, donde hay menos fe, y eso también se manifiesta como una falta de confianza.

¿Cree que esta situación es reversible?

Yo pienso que las personas que conocen lo que hace la Iglesia, las personas que se sienten beneficiadas por la nuestra obra, evidentemente que confían mucho en ella. Por ejemplo, nosotros tenemos once colegios en Concepción y tenemos las matrículas absolutamente llenas. Tenemos muchas obras sociales, donde mucha gente participa, y esas personas evidentemente confían en la Iglesia. Entonces, en la medida en que nosotros demos testimonio de amor al prójimo, las personas van a confiar más.

¿Cómo calificaría la actitud que ha adoptado el Vaticano para enfrentar esta crisis?

El papa se da cuenta de que hay un cambio cultural muy profundo y que hay que acercarse de una nueva manera a los jóvenes y por eso es que ha entrado a las redes sociales con fuerza y él mismo ha dado un testimonio de vida evangélica, en el sentido de servicio a los demás, y pienso que ese es el camino que tenemos que seguir todos.

¿Cómo cree que ha sido la Iglesia chilena para enfrentar estos casos de abusos?

Pienso que está tomando las medidas que corresponden con mucha más fuerza que antes y creo que va a seguir en esa línea. También pienso que hay un intento muy serio de terminar absolutamente con los abusos, pero ha sido lento. Evidentemente han cambiado las cosas y yo soy optimista: no hay espacio para los abusos y punto. Tan simple como eso.

Más allá de los delitos de abuso, hay personas que están siendo culpadas de encubrir estos casos, ¿por qué cree que sucedió?

Son muchas las razones…pero estuvo muy mal hecho.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s