Rodrigo Espinoza Cientista político de la UDP: “Hoy tenemos un riesgo para la democracia que sectores más conservadores ganen terreno”

El académico de la Universidad Diego Portales habla sobre la relación entre la Iglesia Evangélica y la derecha política. Además es categórico al afirmar que habría un riesgo real y latente para la democracia que grupos conservadores se hagan del gobierno.

 

¿Cuál es su opinión respecto a que la Iglesia Evangélica tenga influencia en las decisiones gubernamentales?

-Una cuestión que es importante y es una de las grandes luchas que se dieron a partir del  siglo  XIX en Chile fue la separación Iglesia-Estado. Las decisiones que toma el estado en materia de políticas públicas deben tener un carácter neutral. Deben abarcar el mayor espectro posible de la población y por tanto, la toma de decisiones que se hacen en dicha materia, no deben estar influenciadas por el componente religioso. Hoy en día ya tenemos una bancada evangélica, está bancada puede que crezca o llegue al gobierno mismo y el problema que puede suceder es que la agenda política o legislativa que está orientada a incluir a grupos previamente excluidos de esta sociedad se vea interrumpida o caigamos en un escenario donde tengamos retrocesos, por ejemplo la ley de género, donde hubo una vuelta atrás. Es una cuestión bastante riesgosa.

¿Cómo ve la relación entre Iglesia Evangélica y la derecha política?

-Es que poco a poco los grupos evangélicos han ido ganando mayor protagonismo. Lo podemos ver no solo en Chile, sino que en Latinoamérica. El año pasado, en las elecciones hubo un vínculo entre Iglesia Evangélica y partidos derecha. Sin embargo, hay un fraccionamiento en los partidos de derecha. Podemos hablar de la derecha más liberal y la derecha más conservadora. Y la derecha más conservadora como la UDI o Renovación Nacional. Estos últimos son los que se aliaron y buscaron el voto evangélico.  Hoy tenemos un riesgo para la democracia que sectores más conservadores ganen terreno.

¿Por qué es riesgoso?

-Hay un riesgo democrático real. Porque estas posturas tiende a agravar lo que se conoce como la polarización política. Es decir, que la competencia electoral se vaya hacia los extremos. El caso es que la izquierda ha mostrado mayor moderación, por ejemplo la alianza Partido Comunista y Democracia Cristiana. El Partido Socialista ni hablar.  Sin embargo, están resurgiendo estas voces más conservadoras que están asociadas al voto evangélico que reivindica posturas, como por ejemplo, el pinochetismo, que no respetan muchos los Derechos Humanos. El hecho de que estas posturas resurjan crea un riesgo democrático real respecto a que este tipo de posturas empiezan a penetrar instituciones representativas. Y ya lo están haciendo. Esto puede seguir creciendo y pueden llegar al gobierno. Lo de Brasil puede que no suceda en cuatro años más, pero si estas posturas siguen creciendo, sobre todo con la influencia de grupos evangélicos, puede que tengamos  “Bolsonaros” en Chile y que no sea gente que tenga el 8% de la población, sino que el 40%.

¿Cree que la Iglesia Evangélica pueda levantar una bancada y llegar al gobierno independiente de la derecha?

-Yo veo difícil que los evangélicos formen su propio partido. Hay dos cosas. Estamos en un escenario de descomposición progresivo de los partidos políticos. Los partidos se han convertido en máquinas electorales y reflotan más el caudillismo y personalismos más que los proyectos colectivos.  Eso lo puedes ver en cualquier partido político. Yo creo que los partidos tradicionales sobre todo lo del derecha que tienen vínculos con el mundo evangélico van a seguir en esta alianza. Es redituable electoralmente  para la derecha porque los evangélicos es una cantidad importante de votos, es una comunidad gigantesca que está en crecimiento. Por otra veo difícil que los propios evangélicos armen un partido por los costos organizacionales que tiene un partido. Lo que vamos a seguir viendo es a la UDI o a Renovación Nacional y preste cupos para alcaldes, concejales y en las legislativas presten cupos para gente de este mundo y eso significa mayores votos para el partido.

¿Hay una relación simbiótica entre Iglesia Evangélica y la derecha?

-Yo creo que sí. Pero ojo, no todo el mundo evangélico está  con la derecha. Son los sectores más conservadores. Y grupos que no se sienten representado por este tipo de pensamiento.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s