Rodolfo Torres: “Hay un 90% de incumplimiento por parte de los sujetos pasivos de lobby”

La comunidad evangélica crece cada día más, y esto, ha provocado una aparente división entre sus fieles. Rodolfo Torres, es practicante de esta religión y se encuentra registrado como lobbista desde que se promulgó la ley que regula esta actividad. Hoy cuenta su postura ante la agenda valórica del gobierno y el avance político de los evangélicos.

Por Camila Lobos 

¿Cuál es su opinión con lo ocurrido con la ley de identidad de género?

Quedamos contentos en el sentido de que las personas mayores de 18 años tienen la absoluta libertad de hacer este requerimiento de la forma más simple que existe gracias a esta ley. Lo que muchos no entienden es que esta ley lo único que pretendía era simplificar, es decir, ahorrarle a las personas que querían hacer este trámite los 4 años que dura el juicio, los 5 millones que cuesta, la cantidad enorme de trámites y papeles, etc.

Se piensa que nosotros quedamos muy enojados, aunque puede que haya uno que otro que quedo molesto, pero en el caso de los que seguimos, monitoreamos y hacemos lobby en forma profesional y académica, quedamos muy satisfechos y contentos, y repito, totalmente agradecido del presidente Piñera porque él fue el que hizo la gestión para excluir a los niños de 0 a 14 años que eso era lo que nos preocupaba, porque si bien, es cierto que la ley era muy acotada, daba lugar para que se empezara a enseñar a los niños en las escuelas derechamente la ideología de género, es decir que ellos son un constructo social y que pueden el día de mañana decidir lo que son por sí mismos, en fin.

Se ha hablado mucho de que la comunidad evangélica en Chile se siente defraudada por los políticos, sin embargo, usted se muestra contento ¿Por qué pasa esto?

No, organizaciones no, algunas personas en forma personal, digamos que no representan a sus organizaciones, porque no entienden el proceso de estas cosas, ya que son muy técnicas, entonces ellos en las redes sociales manifiestan su indisposición, entonces como uno lee un par de cosas piensa que representa a la comunidad evangélica en general, pero no es así. Nosotros en general quedamos contentos y satisfechos con como salió la ley, y esa es la opinión generalizada, no olvide que nuestro representante protocolar ante las autoridades de gobierno, es el obispo Eduardo Durán de la catedral evangélica, al término o antes del tedeum evangélico, no lo recuerdo bien, cuando los periodistas le preguntaron que le parecía como había salido la ley de identidad de género, él dijo: “bueno digamos sobre eso que estamos tranquilos, eso ya está hablado y sacramentado así que no tenemos nada que hablar”, de esa forma el manifestó su satisfacción por el resultado. Así que es la posición mayoritaria digamos de nuestra comunidad en relación con eso, esa es la verdad.

Usted que se encuentra registrado como lobbista desde el inicio de la ley de lobby, y que ha hecho bastante uso de esta, ¿funciona esta ley en Chile?

Cuando se aprobó la ley empezó a funcionar muy bien, y nosotros la usamos muchísimo al principio, incluso el diario la segunda, como a los 15 o 20 días de que la ley estaba en uso, hizo un reportaje y aludió a que los pastores evangélicos habían hecho mucho lobby, pero con el tiempo, se ha venido relajando, y la verdad es que ahora, son muy poquitos los parlamentarios que cumplen con la ley de lobby y responden. Los parlamentarios tienen que saber que pueden decir que no y que pueden también derivar a otras personas u otras instituciones a la gente que les pide audiencias. En general, las personas más importantes, los diputados más conocidos, más mediáticos y senadores, no responden a las peticiones de audiencia, responden muy tardíamente o sencillamente dicen que no, son muy poquitos los diputados y senadores los que cumplen con la ley de lobby. Efectivamente, los días que ellos se toman para esto, responden positivamente y llegado el momento nos reciben y nos escuchan con atención, pero diría yo que se ha relajado mucho y si hubiera que poner una nota, yo diría que hay un 90% de incumplimiento por parte de los sujetos pasivos de lobby en responder a las solicitudes de audiencia, y tristemente la ley de lobby dejo afuera a varios funcionarios con cuales sería muy interesante conversar, pero la ley los dejo afuera así que ellos no tienen ninguna obligación.

 Sobre la llegada de la bancada evangélica al congreso ¿piensa que con esto pueden lograr los cambios que su comunidad espera para el país?

Por supuesto, esto es un revolución que está sucediendo en nuestro país, ahora fueron 3, nosotros presentamos exactamente 12 candidatos a diputados en las elecciones parlamentarias pasadas y logramos 3, hay otros que estuvieron bastante cerca y hay uno que e nos puso un poquito porfiado y por eso no salió. Pero esto es solo el inicio, yo creo que es muy probable que para las próximas elecciones parlamentarias logremos doblar a 6 o tal vez a 7. Eso sí, claramente es poca la influencia que ellos tienen porque solo son 3 en una cámara de 150 pero en lo mediático, es decir, la prensa le han dado la oportunidad de dar su opinión y esto ha marcado una pauta importante para la comunidad evangélica y en general para la opinión pública. El trabajo que han hecho ha sido muy positivo, hay que entender que ellos son nuevos en esto entonces de repente no interpretan en un 100% el sentir de los pastores, sin embargo, lo han hecho muy bien. No hay que olvidar que antes de ellos nosotros tenemos dos senadores que son evangélicos, el senador Iván Moreira y la senadora Ena Von Baer, son evangélicos practicantes.

Algunos parlamentarios han acusado amenazas por teléfono y redes sociales por parte de pastores evangélicos luego de que se aprobara la ley de identidad de género ¿cree en estas acusaciones? 

En el tema del pastorado, estamos teniendo un problema, que si no se arregla pronto se va a poner un poco serio. El tema de que hay muchas personas que de repente se autoasignan el cargo o título de pastor, pero no son pastores, entonces de repente cometen algunos errores y los periodistas a los que les gusta el sensacionalismo lo aprovechan porque es algo que vende, entonces un supuesto pastor evangélico amenaza y ya meten a toda la comunidad evangélica en un mismo saco, pero estoy seguro que si investigamos más allá de la amenaza, es probable que descubramos que no era un pastor evangélico sino, que un simpatizante de la iglesia, un poco fanático.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s