Emiliano Soto: “La Iglesia Evangélica no será un partido político”

Fuente Imagen: Mesa Ampliada Evangélica

Pastor y obispo presidente de la Mesa Ampliada Evangélica, ha sido protagonista de diversas polémicas del escenario político y religioso. Una de las últimas controversias fue que haya sido vetado de la asistencia del último Tedeum Evangélico, en donde se cuestionó públicamente a la entonces presidenta Michelle Bachelet por impulsar le Ley de Aborto en 3 causales. En el suceso, el obispo declaró lamentable la politización del evento.

En esta entrevista el evangélico comenta sobre la relación de la comunidad evangélica y la política y como esta ha perdido confianza en cuanto a bloques políticos que han demostrado apoyo. “En realidad sí creo que se van perdiendo las confianzas, en las personas y partidos que prometen resguardar los valores cristianos”.

Por: Constanza Núñez

¿Cree que para la comunidad evangélica es necesaria algún tipo de alianza política?

Hasta el momento hay iniciativas de relacionamiento de Evangélicos que están inmersos de la diversidad de partidos políticos, son iniciativas personales que desde la perspectiva ciudadana tienen el legítimo derecho de participar en alguna instancia política. No creo que sea necesario alguna alianza política, ni menos un partido político de la perspectiva de Iglesia, ya que al realizar alianzas específicas tendríamos que estar de acuerdo en algunos temas pero no en otros. La Iglesia Evangélica no será un partido político.

¿Usted cree que existe una alianza entre la comunidad evangélica y la derecha chilena?

Existen Evangélicos que están incursionando en partidos de derecha en Chile, así como también en la DC, PS, Frente Amplio.

¿Qué significa, que sí existe alianza entonces?

En la derecha algunos si, porque les han prometido resguardar los llamados valores cristianos, como el Matrimonio entre un hombre y mujer, la vida y no al aborto, la ideología de género, la eutanasia, aunque hasta el momento no se ha visto de esa manera y hay otros temas que se difieren como la perspectiva de la desigualdad, la solidaridad, la equidad en lo económico, la mirada de las dictaduras, etc.  Es importante decirlo son iniciativas de ciertos sectores de la comunidad que siempre han sido, pero no la totalidad de la Comunidad Evangélica en Chile.

¿Qué piensa que gran cantidad de evangélicos demostraron apoyo a candidaturas de derecha pero igualmente se ha perdido en cuanto a temas valóricos? ¿Hay un quiebre de confianzas?

En realidad sí creo que se van perdiendo las confianzas, en las personas y partidos que prometen resguardar los valores cristianos ya planteados por lo que prometieron antes del proceso eleccionario, ahora se debería entender que hay miradas diferentes, y no se coincide, los Evangélicos decimos que no hay que confiar en los hombres, solo en Dios.

¿Qué piensa sobre la bancada evangélica de RN, piensa que es factible ser parte de un partido de derecha a pesar de que no hay concordancia con todas las ideologías?

Creo que es evidente que cada vez se van sintiendo más incomodos, de su inclusión en un partido que tienen tendencias liberales en varios temas, de hecho se ven más cómodos con posiciones más extremas, de hecho algunos de ellos hablaron de renunciar, por su incomodidad de reconocer la diversidad sexual, aunque también creo que ellos no son el fiel reflejo de los evangélicos en Chile ya que hay mayor diversidad.

¿Cuál es la relación que tiene usted y el Gobierno?

Tengo relaciones formales no son fluidas, más bien en temas de interés de las Iglesias, y que siempre ha sido nuestro rol en la relación Iglesia y Estado, prescindiendo de lo político.

¿De qué manera la Mesa Ampliada Evangélica busca hacer cambios en la sociedad?

La forma que históricamente y bíblicamente Jesús dejó establecida, y se ha estado entregando el mensaje sistemáticamente a través de la historia de las iglesias, somos llamados a influir siendo “sal de la tierra” y “luz del mundo”, a persuadir de que el Evangelio es una buena forma de vida, no a imponer nuestra ideas ni que nos impongan otras, No a condenar, Jesús vino a salvar y rescatar lo que se había perdido. Presentar el mensaje a quien lo necesite en el tiempo de Dios, para una nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s