Pedro Kunstmann: “En los tiempos modernos cualquier cosa que no vaya con el discurso progresista es violencia”

El líder del Movimiento Social Patriota analizó las estrategias de trabajo del grupo y los desafíos que tienen por delante para transformarse en partido político y así  levantar una candidatura en las próximas elecciones municipales.

20181017_153813
Pedro Kunstmann, fundador y Jefe Nacional del Movimiento Social Patriota (MSP)

Hace un año y seis meses comenzó a operar el Movimiento Social Patriota y ya tienen una oficina central operando en Santiago y diversas células repartidas entre Antofagasta y Puerto Montt. Las polémicas intervenciones urbanas  hicieron rápidamente conocido al grupo  en el país. La última y una de las más discutidas a nivel nacional fue la que llevaron a cabo en la marcha pro aborto pasada, donde luego de cubrir las calles con pintura roja y arrojar vísceras animales, desplegaron un lienzo en el que se leía: “Esterilización gratuita para las hembristas”.

Hoy, luego de su reciente unión con Motín Estudiantil, el líder del grupo ultranacionalista, Pedro Kunstmann, mira el hecho como una posibilidad de seguir creciendo y llegar a ser una opción política en las próximas elecciones municipales del 2020.

¿A qué responde la visibilización que ha logrado el MSP en el último tiempo?

La visibilidad del movimiento responde a la tontera de los medios. A que funcionan tal cual como lo hacen los animales más básicos de orbe, van a lo que brilla. El movimiento ha sabido posicionarse en el lugar y en el momento correcto. Vivimos en un sistema que está parado sobre palitos de helado. Si tu golpeas en el lugar correcto, se tambalea por completo. Es increíble que un cartel bien puesto ha causado más daño que cualquier protesta de miles de personas. 

– Y las redes sociales, ¿cómo crees que han influido?

Yo creo que es la manera de salir del monopolio de información que hay. El periodismo es esencialmente un poder del Estado y las redes sociales justamente han roto esa hegemonía porque han dejado que el hombre pueda expresarse. Tiene sus pro y sus contra porque antiguamente podíamos ser idiotas en privado y hoy podemos serlo en público. Pero también podemos ser genios. Por ende, aquel que tiene el discurso correcto va a llegar a la población. Cuando nos unimos a Motín Estudiantil, publicamos un video de Claudia Navarro. Tuvo miles de reproducciones.  La gente escuchó lo que quería oír y no venía de un diario ni de un medio de televisión formal.

En ese sentido, le ha jugado en contra al MSP la cobertura que los medios le han dado?

Por supuesto. Los medios tienden a mantener el status quo y eso es natural porque lo raro es que alguien quiera hacer un cambio. Los editores de un medio responden a su dueño y a su vez éstos son los dueños del sistema. Un editor no se va a poner en contra del dueño en pro de la libertad periodística. No lo va a hacer nunca. Justamente por eso nos ha jugado en contra, porque saben que venimos a tambalear el establishment.

Muchos han calificado la estrategia del MSP como violenta y agresiva. ¿Qué opinas al respecto?

En los tiempos modernos cualquier cosa que no vaya con el discurso progresista es violencia. Poca gente catalogó de violento el hecho de rociar con bencina a profesores o el hecho de patear carabineros.  Pero pegar un afiche es considerado un acto de violencia. Es decir, la verdad termina transformándose en violencia cuando hay alguien a quien le molesta y cuando tiene la vocería para poder demostrarlo. A nosotros no nos viene bien o mal si Daniela Vega es hombre. Da igual. Pero a la gente le molesta el hecho de plantear una verdad biológica. En unos años más quizás decir que la tierra es redonda sea nuevamente un pecado  porque hay gente que le va a molestar. Cuando se imponen estas ideas por la fuerza terminamos en dictaduras del pensamiento.

¿Haber tirado pintura roja como símbolo de sangre y vísceras animales no es violencia?

No, porque es algo simbólico. El símbolo no puede ser violento porque el significado se le otorga a quien lo descifra. En este caso para nosotros es mucho más violento el hecho de que mujeres pidan asesinar a sus propios hijos porque no estamos hablando de libertad de autodeterminación. Hubiese marchado con ellas si en Chile existiera el matrimonio consensuado o si las obligaran a acostarse con gente. Pero cuando el hecho está consumado y lo han hecho bajo sus propios actos de libertad lo que quieren es eliminar su propia responsabilidad.

En qué estrategias están trabajando para constituirse como partido político y posteriormente llegar al poder?

La gran estrategia se está llevando desde el primer día, que es que la gente nos conozca y sepa qué estamos planteando. Ya sabe qué no nos gusta y ahora tiene que saber qué nos gusta y cuál es el plan que tenemos que llevar adelante. Queremos mostrar que el mundo puede ser otro lugar. El futuro está en nuestros niños y nuestros ancianos merecen respeto. La justicia social no es un discurso vano y que pertenece a la izquierda. Sino que es propio de todo aquel que tiene un corazón en el pecho. Cuando la gente entienda de qué se trata nuestro postulado político, va a correr a firmar por nosotros. Porque es esencialmente la lógica hecha doctrina.

Recientemente se unieron a Motín Estudiantil, ¿qué representa eso para el MSP?

Representa que los jóvenes se pueden salvar. De que existe un pequeño número de hombres y mujeres jóvenes que están dispuestos a combatir por un sueño e ideales. Es un aire fresco no solamente para los estudiantes sino que para todo aquel que tiene una idea de patria.

¿Qué tareas van a desplegar para el trabajo en conjunto?

En las últimas reuniones que hemos hecho hemos quedado en que Motín Estudiantil se va a dedicar a todo lo que es educación: desde kinder hasta la universitaria y técnico profesional. El MSP hará la pega política-activista entendiendo eso como todo lo que son las propuestas sociales y políticas. Esa es la división que hemos hecho. Se les va a asesorar en todo lo que tenga que era con este despliegue de ideas.

El fin de semana pasado pegaron lienzos en contra del alcalde de Estación Central. ¿A qué responde esto?

Este es un ejemplo de globalismo. El alcalde Rodrigo Delgado es UDI. Alguien podría decir que es de extrema derecha. Yo te digo que no, él es un globalista porque ha cedido a las presiones extranjeras de poner  primero a la gente por el color de la piel. En Estación Central existe un sentimiento racista entre chilenos porque finalmente se les ordena por color de piel. Esto nos lo han dicho los mismos centralinos: los que son más oscuritos adelante y los más blanquitos atrás. Está la política que prefiere al que viene de afuera.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s