Iglesia Evangélica: ¿divorcio o acuerdo con la derecha?

Alianzas y distanciamientos entre el mundo político y los evangélicos. La principal razón: hay intereses morales por un lado y arrastre político por otro, sin embargo, no se están cumpliendo las expectativas en cuanto a la agenda valórica como aborto, identidad de género, próximamente matrimonio igualitario. ¿Existe una real proyección del histórico vínculo entre la Iglesia Evangélica y el bloque más conservador?

Por Constanza Núñez

Es 16 de septiembre y en la calle de Monjitas con 21 de Mayo en Valparaíso se reúnen distintas agrupaciones para manifestarse en contra de la recién aprobada Ley de Identidad de género.  Al interior del Templo se está realizando el tradicional Tedeum Evangélico, el cual reúne a principales involucrados del escenario religioso y político.

Durante estos últimos años los evangélicos han ganado cada vez más espacio y posicionamiento dentro de las labores políticas al interior del Gobierno, sin embargo, en cuanto a la obtención de beneficios concretos en temas valóricos, se han visto en desventaja.

Por otro lado, la gran oposición existente hacia leyes como matrimonio igualitario y ley de aborto en tres causales, le han permitido a la derecha chilena que los 3,5 millones de evangélicos fueran un nicho electoral considerable. Los sectores evangélicos siempre han tenido una base conservadora, “Hay una base electoral muy importante y disciplinada, pastores en iglesias pueden llamar a votar por determinados candidatos, entonces el mundo evangélico es muy disciplinado entonces las palabras del pastor pueden ser muy consideradas” expresó, Daniel Moreno, máster en Ciencias Políticas de la Universidad de Chile.

“Hoy nos sentimos traicionados” se escucha decir a Marcela Ortiz, vocera de Movimiento Ciudadano en una entrevista realizada a diario La Tercera, una vez que finalizó del Tedeum.

“En realidad sí creo que se van perdiendo las confianzas, en las personas y partidos que prometen resguardar los valores cristianos ya planteados por lo que prometieron antes del proceso eleccionario, ahora se debería entender que hay miradas diferentes, y no se coincide” dijo el presidente de la Mesa Ampliada Evangélica, Emiliano Soto.

Pasaron algunos días y la bancada evangélica de Renovación Nacional -conformada por Franchesca Muñoz, Eduardo Durán y Leonidas Romero-  junto abogados constitucionalistas y diputados como Diego Schalper y Miguel Mellado intentaban reunir firmas para llevar una solicitud al Tribunal Constitucional para dirimir en contra de la nueva Ley que iba a permitir que menores de 14 años pudieran cambiar de sexo, caso que finalmente no ocurrió en la Ley.

El objetivo no llegó a buen puerto, ya que no se alcanzó el quorum solicitado, las cuales eran alrededor de 39 firmas.

El hecho no generó roces en el interior del partido de RN, ya que días antes su secretario general, Felipe Cisternas expresó que en temas valóricos, los miembros tienen libertad de acción, sin embargo, a pesar de que no existieran problemas en el interior, clara está la tensión entre el bloque político y el religioso, a causa de que gran parte de la comunidad evangélica le ha otorgado respaldo a políticos de derecha.

Algo parecido ha ocurrido en cuanto a la Ley de Aborto, en este contexto ha generado controversia las tres causales, evangélicos solicitaron investigar la causal de violación y tener una reunión con Piñera, porque se ha visto como aborto libre.

Unidos en la Fe es un partido político el cual en las últimas elecciones presidenciales respaldó públicamente a Juan Antonio Kast en primera vuelta y Sebastián Piñera en segunda. Postura contraria a la que se manifiesta ya que “sabíamos que era un riesgo y la confianza yo creo que nunca ha existido, nunca pensamos que el Gobierno de Sebastián Piñera fuera confiable por eso seguimos trabajando por eso seguimos trabajando como plataforma cristiana”, expresó Daniel Molina, presidente del partido evangélico Unidos en la Fe.

En Chile se han constituido alrededor de cuatro partidos considerados evangélicos como Unidad en la Fe, Nuevo Tiempo, Unidad Cristiana Nacional y el Partido Cristiano Ciudadano. Todos pertenecen a distintas partes del país y buscan posicionar sus personajes políticos y ejercer en las leyes sus ideales como deslegitimizar la ley de aborto, Identidad de Género y la Ley de Protección Integral de los derechos de la Infancia.

Estas agrupaciones han manifestado públicamente su respaldo a políticos más destacados del escenario de la derecha chilena. Respaldo visualizado en las elecciones en donde Juan Antonio Kast alcanzó un 7,9% de los votos.

“En cuanto a la confianza, hay que entender que esta cuestión es política, en eso nadie defenderá lo que nosotros pensamos sabemos que en las candidaturas políticas la gente ofrecerá decena de cosas cuando está en el poder” dijo Molina.

“Ahora están buscando tener parlamentarios propios que sean propios de ese mundo, no solamente que apoyen a partidos políticos sino que apoyen representantes del mundo evangélico, hoy están usando este cambio de estrategia” señaló el cientista político.

Ahora que existe un distanciamiento y se intenta separar los bloques entre Iglesia y Estado, los evangélicos involucrados en política buscan permanecer en el escenario de políticas públicas a través de sus propios parlamentarios y la ayuda social que realiza a través de sus instituciones religiosas.

 

 

 

 

 

 

 

CAMBIOS DE LEYES (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s