El crecimiento económico de Chile para 2018: Guillier vs Piñera

Tras los resultados de la primera vuelta presidencial, donde el abanderado de Chile Vamos, Sebastián Piñera, alcanzó 36,64% y el candidato Alejandro Guillier logró 22,70%, se han generado diversas especulaciones acerca del crecimiento económico que tendrá el país. A raíz de esto, Página Abierta conversó con dos economistas para entender las proyecciones económicas que se esperan para 2018.

Por Constanza Matrás y Diego Carrillo

El pasado miércoles 6 de septiembre, la Presidenta Michelle Bachelet daba a conocer las primeras conclusiones de su nuevo equipo económico en la reunión de gabinete. Fue clara en explicar que la economía “no tiene que ver con el Gobierno que llegue, sino que ahora están brotando aires para que la economía vaya mejorando”. Luego de conocerse como ganadores de la primera vuelta a Sebastián Piñera y Alejandro Guillier, inmediatamente comenzaron a surgir especulaciones –incluso de quienes se disputan el sillón presidencial– acerca de las proyecciones económicas que traería el gobierno de cada candidato.

 

Dichos de Sebastián Piñera tras la declaración de Bachelet en la reunión de gabinete

Mientras Guillier apuesta por la consolidación de la reforma tributaria de 2014 donde espera que las personas de mayores ingresos contribuyan más. Piñera pretende reducir la tasa del impuesto de primera categoría a los niveles promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), esto sería llegar a impuestos del 24% o 25% ¿La gran congruencia entre ambos? Los dos proponen en su programa de gobierno que el país crecerá entre un 3% y 3,5%.

Estas proyecciones no se alejan de lo que plantea el economista y profesor de la Universidad Andrés Bello, Victor Valenzuela, quien explica que independiente de quién gobierne los ciclos económicos se moverán de la misma manera, lo cual va en total proporción con el precio del cobre actual, el cual está un 50% más alto que el año pasado.

“En definitiva lo que hacen las políticas económicas de los gobiernos es tratar que los ciclos sean menos tortuosos o si el ciclo está levantando más de la cuenta poder apoyarlo y guiarlo. Independiente de quien gobierne, ese será el crecimiento, la economía depende de las decisiones internas pero fundamentalmente de lo que pasa en el exterior”, comenta Valenzuela.

Distinta es la visión y proyección de Sebastián Ortega, economista y Magíster en finanzas de la Universidad Diego Portales, quien opina que la elección de un candidato u otro si afectaría las proyecciones económicas para Chile, esto debido a las políticas económicas totalmente diferentes que plantean los candidatos. Sin embargo explica que esto se podría evidenciar en un largo plazo y no en un corto.

Infografía crecimiento económico desde 1990

El crecimiento esperado para el 2018 está actualmente en el 2,8% independiente de quien gobierne. Sin embargo, si vamos más allá y proyectamos nuestra economía en 4 años más, obviamente las proyecciones estarán ajustadas al cambio de expectativa que puede entregar Piñera o Guillier” comenta Sebastián Ortega.

En este sentido, Ortega basa su teoría de proyección en que el escenario más propicio para Chile se vería con el gobierno de Piñera, esto al fomentar la inversión de privados mediante el cuidado de los fondos fiscales que se utilizan. A su vez, visualiza un futuro más desfavorable por el hecho que Guillier ha planteado en reiteradas ocasiones el fomento de políticas públicas, lo cual el economista lo resume a gasto fiscal y menos inversión.

Entrevista de Alejandro Guillier a Revista Capital

Factor clave: El Cobre

Tal como plantean los dos economistas, el cobre ha sido y sigue siendo algo vital para el país, hecho que se pudo evidenciar mediante “superciclo” del metal, entre los años 2003 y 2016. A raíz de esto cabe destacar que en 2011 e impulsado por la expansión de China, principal socio de Chile en esta materia, el precio subió de US$1 la libra  a US$4,60 en 2011.

En relación a esto, ambos especialistas en economía plantean que el precio del metal será lo que guiará en gran parte el desarrollo económico del próximo gobierno. Un ejemplo de esto se evidenció en el primer gobierno de Michelle Bachelet el cual entre los años 2006 y 2010, se benefició de esta alza y la economía chilena pudo llegar a crecer el 2007 a un 4,6%.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s