Pobreza: el factor social que determina la alta abstención

Las últimas elecciones presidenciales registraron una votación de un 46,7% del padrón electoral, es decir, casi 8 millones de personas no participaron del proceso, la mayoría de ellos tiene bajos ingresos, vive en localidades aisladas y son jóvenes entre 18 y 25 años. En contraparte, las comunas con altos niveles socioeconómicos son las que registran las mayores votaciones.  

Por: Daniela Riveros y Sebastián Palma

Patricia y Leonardo son relativamente parecidos, tienen 22 años, los dos son universitarios y ambos fueron a votar el domingo pasado. Los jóvenes son una excepción en el país, donde según la última encuesta CEP, tan solo un 17% de los jóvenes entre 18 y 25 años participaría de la elección presidencial de este año.*

El domingo 19 de noviembre, Patricia sufragó en el Colegio Sagrados Corazones de Manquehue en Vitacura, en la misma mesa que votó por presidente en las elecciones del 2013, cuando solo tenía 18 años. Acostumbra a ver grandes filas en su local de votación, sin embargo, nunca ha fallado a lo que ella denomina “su deber como ciudadana”.

“Creo que es súper importante que los chilenos vayamos a votar, en mi casa todos lo hacen y desde chicos nos hablaban de la importancia de la política, por lo mismo he ido a todas las elecciones”, cuenta Patricia.

La estudiante se encuentra dentro del 69,9% de los vecinos que votó en Vitacura, la comuna con mayor participación electoral del país, y también con uno de los mayores índices de calidad de vida, que la posicionó en segundo lugar del raking de calidad de vida elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción. Por lo que el voto de Patricia, no es excepcional.

El voto que sí escapa de toda norma, es el de Leonardo, quien sufraga en el Liceo 523 Las Américas a tres kilómetros de su casa en La Pintana, la comuna con mayor abstención en la Región Metropolitana, donde sólo votaron 36,9% personas. Según cuenta Leonardo, ni uno de sus amigos de la comuna fue a votar, no vió grandes filas en su local y el proceso no le tomó más de 5 minutos, sólo había una persona delante de él.

El caso de los amigos de Leonardo, es una representación de dos de los factores que explicarían la gran abstención desde el nuevo sistema electoral voluntario: pobreza y juventud. Cifra de abstención que alcanzó su peor registro el pasado 19 de noviembre, en la que votó sólo un 46,67% del padrón electoral.

“La voluntad de participar en los procesos electorales está directamente correlacionado con los años de escolaridad. Evidentemente en Vitacura, hay más años de escolaridad que en La Pintana, porque es una comuna con mayores ingresos”, explica el experto electoral Pepe Auth.

En esto coincide Nicolás Farías, miembro del Programa Electoral de la U. Central “A partir de los estudios que se han hecho en todo el mundo y durante todas las épocas, quienes más participan de los procesos eleccionarios, son los sectores altos, y estos nichos son los que están más comprometidos con la política participativa”, señala el académico.

 Según datos entregados por el Servel, el nivel socioeconómico juega un rol determinante en las cifras de abstención, donde las comunas con menores ingresos registraron las tasas más bajas de participación a nivel país.

Desde LaBot, el primer chat periodístico nacional especializado en elecciones, se analizaron los datos. El robot creado por Andrea Inzunza, Francisca Skoknic y Paula Molina, constató que en la Región del Bío Bío, una de las regiones más grandes del país y en la que hubo un nivel de votación del 47,3% del electorado, el fenómeno de la abstención en comunas de bajos ingresos se repite.

La comuna de Alto Bío Bío, una de las más pobres del país, fue la con menor participación en la octava región, allí sólo votó un 33,5%. En contraparte en una de las comunas con menor porcentaje de pobreza, Chillán Viejo, votó un 51,1% del electorado, convirtiéndose en la votación más alta del Bío Bío.

La robot informativa, también reveló que en la Región de Valparaíso, la comuna de Santo Domingo, marcó una tasa de votación superior al 60%, una de las más altas del país. En la localidad, una de cada diez personas vive en situación de pobreza, cifra muy por debajo al nivel nacional.

Por su parte las zonas con menor votación en Valparaíso son la Isla de Pascua y Juan Fernández, la que grafican otro dato fenómeno, la alta abtención en  zonas extremas, donde el nivel de votación fue uno de los más bajos a nivel país. Arica y Parinacota, Tarapacá y Magallanes, son el reflejo de la mayor abstención electoral. El caso de la primera región es extremo, ya que solo votaron 4 de cada 10 personas.

Según los entendidos en la materia, uno de los factores que explica estas alarmantes cifras, tiene que ver con la lejanía de los votantes, con sus locales de votación. “Hoy día el flujo de desplazamiento es una locura. La gente que tiene un local a trescientos metros,  tiene que ir a uno a está a dos kilómetros. Si eso se solucionara, obviamente participaría mucha más gente”, reflexiona Pepe Auth.

Sin embargo, el experto electoral opina que el mayor detonante en la baja participación, tiene que ver con la clase política, la que a su criterio, tiene que sintonizar mejor con los ciudadanos. Y en eso coincide Leonardo, uno de los pocos jóvenes votantes de La Pintana, quien cree que son pocos los candidatos que presentan propuestas que puedan atraer a sus vecinos. “Muchos vienen a proponer cosas para las viejitas, no son cercanos, por eso creo que los jóvenes de La Pintana no están votando”, analiza.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s