El boxeador del barrio alto

Vive en Vitacura. Estudia ingeneria comercial en la Universidad del Desarrollo y se fue un año a Estados Unidos. Julio Álamos, actual campeón nacional de la categoría súper mediano de boxeo , convive con el estigma de venir de una clase acomodada y ha logrado romper con los prejuicios a punta de esfuerzo y perseverancia que lo tienen ad portas de disputar el título sudamericano.

Por Cristóbal Hernández y Matías Valenzuela

Este año ha sido de los mejores para el boxeador nacional Julio “El Martillo” Álamos. Está invicto en el ring y logró coronarse campeón chileno de su categoría al vencer al púgil Arnaldo Poblete. Ahora Julio se encuentra en la etapa final de su preparación para disputar el título sudamericano del consejo Mundial de Boxeo, versus el argentino César Hernán Reynoso el próximo 9 de diciembre. Pero para Álamos el camino hasta aquí no ha sido fácil, desde que estaba en la Armada, pasando por el estereotipo de “boxeador cuico”, hasta deber compatibilizar los estudios con el boxeo.

Orígenes de su pasión

“El martillo” Álamos partió en el boxeo a los 15 años, como  una actividad recreativa que realizaba después de ir a clases en el colegio San Francisco de Asis  para gastar un poco de energía. “Mi mamá decía que me portaba muy mal en el colegio, ella quería que me calmara, por eso un primo me llevó a un gimnasio en Vitacura. pero practicaba 2-3 veces por semana, así como algo recreativo no más”, recuerda

Desde la primera vez que entró al gimnasio algo cambió. “Cuando terminé la primera clase y dije: oh, la cagó este deporte. Me encantó. Y de ahí, recién a los 18, conocí al profesor que me formó, que es Cristóbal Vásquez, y él me mostró realmente lo que es el boxeo, lo que es entrenar todos los días, competir y todo eso. Ahí me enamoré de una del boxeo”, comenta el boxeador oriundo de Vitacura.

Tras terminar la enseñanza media en el colegio San Francisco de Asis, Julio decide enlistarse en la Armada, donde duró 2 años. El hecho que marcó la salida de Álamos de esta institución está ligada al boxeo. Durante su estancia en las Fuerzas Armadas, “El Martillo” solo podía entrenar los fines de semana, ya que de lunes a viernes tenía que estar concentrado en Valparaíso.

Con estos tiempos tan limitados para entrenar, Álamos tuvo su primera pelea oficial, donde las cosas no salieron bien para él. Terminó perdiendo por K.O técnico, debido a una hemorragia nasal sufrida por un golpe. “Me pegaron un combo en la nariz y me sangró tanto que el referí la suspendió” sentencia.  

Viaje a EE.UU

Cursando la Armada, y tras perder su primera pelea, Álamos decide tomar un desafío en su vida: Viajar al país donde el boxeo es prácticamente un arte. Su pasión le planteó una pregunta que le daba mil vueltas en su cabeza: “¿qué pasa si realmente me dedico a esto? Porque ahí entrenaba una vez al día no más y me fue súper bien. Ahí tomé la decisión de irme a Estados Unidos”, expresa.

Con su sueño en el punto de mira, Julio emprendió rumbo a New York, más específicamente a Brooklyn, ciudad donde se encuentra el famoso Gleason’s Gym, espacio en el que leyendas como Mike Tyson y Muhammad Alí entrenaron como boxeadores.

En un país donde han existido muchos campeones mundiales de boxeo, las diferencias se harían notar de inmediato: “La mayor diferencia es que incluso en EE.UU, el que entrena recreativo tiene una técnica que llega a ser casi competitiva, la media es muy buena y la cantidad de gente que los practica es mucho mayor que acá” esboza Julio.

Esta desventaja provocó un suceso que lo marcaría. En su primer mes entrenando en tierras americanas, Álamos decidió medirse en un sparring, pelea que sirve como modo de entrenamiento, contra otro asistente al gimnasio y terminó bastante lastimado. “Me sacaron la conchetumadre, me quebraron un diente” recuerda.

Tras este acto, Julio se acercó hasta el entrenador de su oponente para pedirle que lo entrenara. Ahí conoció a su entrenador Michael Kozlowsky, que lo formó y entrenó. “Vio en mí un potencial, me dijo que si entrenaba harto podía ser campeón mundial, fue el primero que me mostró que sí tenía condiciones, creyó mucho en mí y eso me marcó” expresó.

Retorno a Chile y la profesionalización

Al volver a Chile con la experiencia ganada de su aventura por los rings gringos, Julio regresó más decidido que nunca a hacer su vida en torno al boxeo y tomó la determinación de profesionalizarse en el deporte que lo apasiona. “Después, a finales de 2014, llegué de vuelta a Santiago. Pelee el Campeonato Nacional y ahí sí salí campeón y me llamaron a la selección, donde estuve dos años peleando por el Team Chile, y ahí comencé a viajar a los campeonatos, estuve siempre en la nómina de los seleccionados que iban para afuera”, comenta Álamos.

En Octubre de 2016 se volvió profesional del boxeo. Desde esa fecha se mantiene invicto con peleas ganadas por K.O, donde su logro más importante fue ganar el campeonato chileno de categoría supermediano el pasado 14 de julio al boxeador nacional Arnoldo Poblete.

“Tomé la decisión de debutar en el 2016, he estado peleando acá en Chile, ya llevo 7 peleas, soy campeón nacional y ahora el 9 de diciembre peleó mi primer título internacional en el Monticello”, dice orgulloso Julio.

Pero para el púgil chileno de 26 años no todo es boxeo, también estudia Ingeniería Comercial en la Universidad del Desarrollo. Sin embargo, esto no lo distrae de su principal foco que es estar concentrado en su totalidad en el boxeo. “Hace muchos años que esto es mi vida y vivo por el boxeo. Independiente que estudie, para mí es prioridad el boxeo, si tengo una pelea y una prueba, voy a entrenar y no voy a estudiar, ese es el compromiso que tengo. Sin embargo logro sacar mis estudios adelante pero mi vida es full boxeo todo el día”, cierra “El martillo”.

Habana Boxing Gym

Junto a Antonio Daviú y Cristóbal Vásquez, también boxeadores, decidieron crear un gimnasio en donde todos aquellos amantes del boxeo puedan entrenar.

Este centro se encuentra ubicado en la comuna de Las Condes y a 4 meses de su inauguración ya cuenta con una cantidad de 400 alumnos.

Jackie Sandoval, quien tiene una escuela de boxeo en la población El Castillo, revela el lado caritativo de Álamos. “Julio es una gran persona. A mis mejores alumnos y alumnas les entrega una beca para que puedan ir a su gimnasio sin pagar un peso” comenta.

En este centro deportivo, Julio entrena dos veces al día de lunes a sábado. “Hay que tener claro cual es tu objetivo y lo que quieres lograr. Uno pone en la balanza si echarse dos horas en el sillón o venir a entrenar; salir a carretear los viernes con los amigos o venir a entrenar el sábado en la mañana” dice el campeón tras acabar su rutina de dos horas.

Discriminación y futuro

El boxeo en nuestro país siempre ha estado protagonizado por personas de escasos recursos. Es por eso que Julio, y su círculo más cercano, llaman la atención dentro de este mundo.

“Siempre existe la gente que tiene ese estigma de ‘ah este cuico que se cree que viene a pelear, pero creo que me he ganado el respeto y el cariño de la gente con mis peleas, mi humildad. Al final tu estas solo en el ring” argumenta Álamos.

Para acabar con esta discriminación, Julio tuvo la idea de crear Habana Boxing Gym.

“El boxeo no es de clase social, sino que es un deporte y una pasión que todo el mundo puede practicar” expresó Álamos.

Con su campeonato nacional, su propio gimnasio y una lucha estelar por el Título Sudamericano de Boxeo, Julio Álamos comentó cómo ve su futuro más próximo y a largo plazo.

“Mi sueño es ganar la pelea del campeonato sudamericano, seguir ganando para subir en el ránking, ser campeón latino y después que me den la chance a un título mundial, ese es mi objetivo y lo que estoy trabajando para lograrlo” finalizó.

El próximo 9 de diciembre, en el Casino Monticello se verá si Julio Álamos está para soñar con un título mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s