Los jóvenes hacen reaparecer al fantasma de la abstención

Las elecciones del domingo 19 de noviembre estarán marcadas por un fenómeno que se viene repitiendo desde que se implementó el voto voluntario en el país: la abstención electoral, la cual alcanzó el 59% en las elecciones del año 2013, inquieta principalmente a los sectores de centro izquierda, dado que si votan menos personas, el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, tendrá prácticamente ganada la elección.

En  la última elección presidencial de 2013, Evelyn Matthei y Michelle Bachelet se enfrentaron en segunda vuelta.  La actual mandataria socialista se impuso por un amplio margen, con el 62% de los votos. Pese a que la jornada electoral transcurrió con normalidad, un hecho empañó la votación. En primera vuelta el porcentaje de abstención fue de 50% y en el balotaje la cifra aumentó hasta el 60%. En la actualidad, a días de una nueva elección presidencial, el fantasma de la abstención resurge como la gran amenaza.

Uno de los sectores que menos participa de las elecciones son los jóvenes. Entre sus razones, esgrimen no sentirse identificados por la política actual, ni tampoco verse representados por las instituciones que deberían preocuparse de velar por sus intereses, como por ejemplo, el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv).

Al menos, eso sostiene el sociólogo de la Universidad de Chile y magíster de la London School of Economic and Political Science, José Ignacio Venegas. “Desde la transición a la democracia, a principio de los 90´, hasta el día de hoy, ha existido una clara desconexión del mundo político formal con la ciudadanía y particularmente con los jóvenes. La clase política ha formado su actuar desligada de lo que es la sociedad civil, y eso ha generado en los jóvenes negativas frente al actuar político”, expresa Venegas.

Desconexión que ha calado más hondo en los jóvenes de los sectores más humildes de la sociedad.  En las comunas más acomodadas como  Vitacura, los jóvenes votan hasta cinco veces más que los que viven en La Pintana o San Ramón, según un estudio del PNUD.

 

Contrastes de abstención electoral entre las comunas de Las Condes y La Pintana. Estudio de UDP-UDD-Mapcity.

Esta situación preocupa sobre todo a los sectores de la centroizquierda, dado que mientras menos gente vote, menor es la posibilidad de derrotar al ex presidente Piñera. Esto se acentúa más aún considerando que el porcentaje de abstención es mayor en los sectores más humildes de la sociedad, en donde la centroizquierda debería tener mayor adhesión.

 

 

 

Imagen que circula por redes sociales, destacando la importancia de votar para que no gane Piñera. Twitter: @valemillanr

Por ejemplo, el Frente Amplio en su franja presidencial intensificó el llamado a votar este domingo para evitar que Sebastián Piñera, quien ya fue presidente entre 2010 y 2014, vuelva a La Moneda en marzo de 2018.

Lo que las encuestas ya no pueden predecir

Otro de los fenómenos que se ha comenzado a apreciar en tiempos electorales es la imprecisión de las encuestas para presagiar al ganador de las votaciones, así como  su imposibilidad de proyectar la cantidad de electores.

En Chile, desde la implementación del voto voluntario en las elecciones municipales del año 2012, este fenómeno se ha visto incrementado.  El ejemplo más concreto es el triunfo de Jorge Sharp en la alcaldía de Valparaíso en el año 2016, a quienes las encuestas daban como tercero. En tanto, en el ámbito internacional están los ejemplos de Inglaterra y Estados Unidos, con el Brexit y la victoria de Donald Trump, respectivamente.

Frente a este suceso, José Ignacio Venegas menciona que “lo que yo creo que pasa hoy día con las encuestas es que la decisión de votar o no votar, las personas la toman el mismo día, entonces no es que las encuestas estén mal planteadas, porque con las preguntas que hacen se puede sacar un indicador relevante”, comentó el sociólogo.

Consultado sobre si este método de predicción ha perdido confiabilidad, el experto comenta que no es un problema de metodología, sino que un inconveniente más arraigado con la clase política. Además, destaca que esta incertidumbre abre el espacio a que la participación de los jóvenes dé una sorpresa y sea mayor a la esperada.

Proyecciones para el domingo

A pesar de que es arriesgado hacer pronósticos por todo lo expuesto anteriormente, los expertos en temas electorales igual realizan sus apuestas. Kenneth Bunker, analista político y académico de la Universidad Central, cree que la participación en las elecciones del domingo rondaría el 46% del padrón electoral.

Venegas concuerda con esta estimación, además de enfatizar que “si vota el mismo 40-50% que venía votando en las últimas elecciones, en donde  participan muy pocos jóvenes, o muy poca gente que ha votado antes, Piñera va a ganar en segunda vuelta con tranquilidad”.

 

 

Llamado del Gobierno a votar este 19 de noviembre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s