Expertos analizan las tres campañas presidenciales de MEO

Desde el año 2009, cuando presentó su primera candidatura, Marco Enriquez-Ominami ha ido evolucionado en sus campañas presidenciales, desde su lenguaje hasta cómo habla de otros postulantes a La Moneda. ¿Qué tanto ha cambiado en estos ocho años? Los expertos lo desmenuzan.

Por Camilo Torres Sandoval

¿La tercera es la vencida? Eso parece creer Marco Enríquez-Ominami. El ex diputado irá por el sillón de La Moneda por tercera vez consecutiva, cuando intente pasar a segunda vuelta en las elecciones de este domingo.

Hace ocho años, cuando MEO concretó su primera candidatura, sus campañas presidenciales han ido mutando. Si bien sus ideas y propuestas de gobierno son las mismas,  ha variado en cómo se muestra y la forma de hacerlo.

Franjas pasadas

En el año 2009, bajo el lema “Marco por ti. Sigue el cambio”, la franja del cineasta se caracterizó por imágenes del candidato en la calle.

“El video intenta mostrar a un Marco muy cercano a la gente, donde se le ve rodeado de personas y abrazándolas. Quisieron dar la sensación de ‘yo soy el candidato del pueblo’, un tipo omnipresente y querido que recorría todo Chile”, analiza Rodrigo Torrealba, sociólogo y profesor de la carrera de Publicidad en la Universidad Diego Portales (UDP).

“En esta campaña se mostraba díscolo, él apuntaba al cambio. Como estaba molesto porque el Partido Socialista no lo incluyó en las primarias, él apostó por ideas de cambio total, como más participación de las minorías sexuales o la educación gratuita”, explica Sofía Cancino, Investigadora del Observatorio Político Electoral de la carrera de Ciencias Políticas de la UDP.

En la elección, Marco Enríquez-Ominami obtuvo un 20,14% de los votos en primera vuelta, quedando rezagado por Sebastián Piñera y Eduardo Frei.  En este aspecto, Torrealba hace algunas críticas a su franja electoral, argumentando que “hubo cierta disociación entre la imagen que él quería proyectar y el mensaje entregado. Fue una campaña que audiovisualmente tenía muchos estímulos innecesarios, por lo que no lograbas concentrarte”.

En 2013, ahora bajo el lema ‘Si tú quieres, Chile cambia’, los expertos ven al ex diputado más ecléctico, pero con un discurso más concordante. De igual manera, el candidato obtuvo sólo un 10,98% del apoyo popular.

“Se le ve en una oficina con una bandera chilena atrás, dando la imagen de ya ser Presidente. Coloca en su campaña a famosos y no a personas desconocidas. Su discurso está más directo, buscando hacer despertar a las personas y que apuesten al cambio, quiere decir ‘esto está pasando, reaccionen’, dice Francisca Lisbona, Coordinadora del Observatorio Político Electoral de Ciencias Políticas de la UDP.

Sofía Cancino, además, agrega que “se nota que tomó las críticas que le hicieron el 2009, sobre todo de su lenguaje, se le ve más pausado y se escucha que tomó clases de fonoaudiología y dicción. Uno lo observa más maduro, más claro y sobrio, pero menos motivador”.

MEO vs Piñera

En la actual campaña, a Enríquez-Ominami le han llovido críticas por cómo ha publicitado su candidatura, donde ataca constantemente a Sebastián Piñera, tanto en la franja electoral como en los debates.

El candidato del Partido Progresista le recuerda al ex Presidente sus líos judiciales y los negocios que realizó cuando aún ocupaba el sillón de La Moneda. En el capítulo cuatro de su actual franja electoral queda claro esto:

El académico de la carrera de Publicidad en la UDP, Rodrigo Torrealba, destaca que “ahora se ve a un Marco más agresivo, más chocante, llama a la lucha y al ataque permanente. No sé si le traerá beneficios, pero esto lo hace buscando un aspecto diferenciador a Guillier y Sánchez. Además, está muy cercano a la familia, a sus hijas. Incluso e dejó las canas para acercarse al público de mayor edad, eso le da proximidad con la gente adulta”, dice.

Sofía Cancino, agrega que desde el 2009 al 2017 “pasó de ser una campaña de ideas a atacar a otros candidatos. Yo creo que su equipo de trabajo lo veían muy débiles y necesitaban hacerse notar, ahí buscaron atacar a Piñera. Tal vez una campaña de masificación de contenido sería repetir las campañas anteriores”, desmenuza la analista política.  

Desde el comando de Marco Enríquez-Ominami se defienden y niegan que ese sea el foco de la actual candidatura.

Amauri Chamorro, jefe de campaña, señala que “la franja de Marco no está centrada en críticas, siempre ha sido reconocida por la amplia capacidad de proponer ideas. Es equivocado decir que la campaña se basa en el ataque. Él ha saludado a más de 120 mil personas en todo Chile, él se ha volcado a la gente”, argumenta.

Distintos analistas políticos han planteado que el peor escenario de MEO sería quedar cuarto en las elecciones, detrás de Piñera, Guillier y Sánchez. Que la candidata del Frente Amplio lo supere sería un rotundo “fracaso”, como lo han tildado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s