El detrás de escena de las campañas presidenciales

Por cada abeja de Goic, cada “Vienen tiempos mejores” que se escucha, y cada jingle que suena de Villa Cariño para Beatriz Sánchez, hay un equipo de profesionales que trabaja en la creación de la propaganda del próximo presidente de Chile. Página Abierta conversa con dos expertos en esta materia, los que analizan lo que ha sido, es y será, las campañas de los 8 postulantes.   

Cuando faltan 9 días para las elecciones que definirán el curso del país, los aspirantes a La Moneda trabajan intensamente en sus campañas, refuerzan sus mensajes y sube el tono de los enfrentamientos. Los profesionales en estrategias comunicacionales, Cristián Leporati, director de la Escuela de Publicidad UDP, y Ángel Carcavilla, periodista y director creativo de la agencia Carcavilla S.A., examinan el desempeño de los 8 candidatos presidenciales y sus respectivas propagandas electorales.

Si de la franja electoral se trata, ambos expertos concuerdan en que este es un espacio importante a la hora de exponer las propuestas a los televidentes. Con una duración de dos minutos y 30 segundos diarios, la franja, a ojos de Leporati, ha cobrado más importancia que nunca tras la ley electoral, ya que ha permitido a postulantes como Eduardo Artés y Beatriz Sánchez darse a conocer. Pero al mismo tiempo, reconoce que esta plataforma tiene mayor utilidad e impacto cuando se abordan temas más emocionales que racionales: “En la televisión abierta lo que más importa son los sentimientos y lo que representa el candidato en su forma de comunicar, de ser, su simpatía, la sonrisa y la ropa que usa”, dice.

Aún así, el publicista considera que la calidad de la franja es deficiente y antigua, ya que no tienen relación con el mundo digital. Critica que ninguna anime a los votantes a seguir a los candidatos por ejemplo, en Instagram o Youtube, lo que traduce como una forma antigua y primitiva de mirar la comunicación política: “Si tu esta franja la tomas, y la pones por ejemplo en el año 93, pasa perfecto”, agrega.

Por su parte, Carcavilla cree que en general a las personas les quedan claras las propuestas de los aspirantes, a diferencia de unos que serían más ambiguos: “En general todos han transmitido sus ideas, de una manera correcta o incorrecta pero la han transmitido. Piñera insiste con los tiempos mejores, Beatriz con el tema de todos deciden o todos eligen y Carolina Goic con el tema de la ética y la DC”, asegura el periodista.

Pero en lo que no coinciden los dos expertos en estrategias comunicacionales, es cuál de las propagandas de los ocho aspirantes a La Moneda ha sido más débil y cuál más exitosa. Para el director de la Escuela de Publicidad UDP, la de Marco Enríquez-Ominami sería la más completa y esto se debería a su formación audiovisual.

“Dentro de lo deficientes que son en general, yo diría que la más redonda en términos de guión, de calidad y que connota un poco más de modernidad, quizás es la de MEO, opina. La de Sebastián Piñera también sería eficaz, pero no por eso entretenida, como dice Leporati, quien cree que ha sido un poco más de lo mismo.

El caso de Beatriz Sánchez es el que más llama su atención, ya que a pesar de contar con un equipo operativo, a sus ojos, de lujo, considera que su campaña no ha logrado tener un relato y una coherencia acorde al nivel de su equipo creativo.

Algo totalmente opuesto opina Ángel Carcavilla, quién destaca la buena franja y la coherencia de los mensajes de Sánchez. Y que a su vez, afirma que la campaña que se encuentra mejor construida es la de Goic. A pesar que su relato es más bien noventero, lo que se explica por la generación de su equipo de publicistas. Pero a su juicio, quien no logra despegar es Guillier: “Se supone que es uno de los favoritos, debería ser mucho más competitivo, pero uno no lo identifica, a uno no le queda claro lo que él quiere”, afirma el director creativo de la agencia Carcavilla S.A.

Considerando las opciones presidenciales según las encuestas, ambos expertos creen que los candidatos Piñera y Guillier deberían reformular sus campañas. Cristián Leporati prevé que la propaganda será más agresiva, y que Piñera será más práctico y se enfocará en mostrar propuestas de una manera clara y tangible. Mientras que Carcavilla opina que el candidato debería actualizar sus contenidos:

“Habla de plata todo el rato, debería tratar de construir el relato de qué son los tiempos mejores. Tiene que haber algo más que el dinero ¿Son más entretenidos? ¿Son más seguros? ¿La gente lo va a pasar mejor culturalmente? Las campañas siempre están rodeadas de viejos y de pobres. Uno no gobierna solamente para los viejos y los pobres”, reflexiona el periodista.

En cuanto a la candidatura de Alejandro Guillier, el publicista Cristián Leporati opina que:

“Lo que uno espera de Guillier, es que todo el tiempo que ha perdido, lo recupere. Va a tener un mes para recuperarse y eso significa dejar perder el tiempo. Tiene que demostrar que es un candidato que si bien va a continuar las políticas valóricas del gobierno actual, sí tiene una personalidad propia”, señala.

En lo que ambos coinciden es que tanto Guillier como Piñera debiesen replantear sus campañas, la que desde su visión aún no está a la altura.  

 

Si deseas revivir la primera franja electoral pincha aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s