Beatriz Sánchez presenta propuesta educacional y esquiva compromisos de segunda vuelta

A pesar de que la convocatoria era para presentar su propuesta en educación superior y a los esfuerzos de la candidata por evadir su posición con respecto a la segunda vuelta, este fue el tópico que marcó la jornada, causando notoria incomodidad a la periodista.

Por Fernanda Bravo y Antonella Cattaneo

En la mañana de este viernes, en la esquina de la calle Sazié con República, en pleno barrio universitario, fue instalado el punto de prensa donde Beatriz Sánchez, candidata presidencial por el Frente Amplio, dio a conocer su propuesta en torno a la educación universitaria.

Rodeada de estudiantes y vecinos que se acercaron curiosos al lugar, Beatriz Sánchez, explicó los ejes centrales de su propuesta para educación superior. Su objetivo es reconstuir un sistema integrado por tres variables: educación pública, gratuita y de calidad. Para ello, propone aumentar los cupos para la educación pública y estatal en un plazo de ocho años, mediante un crecimiento orgánico y planificado de la matrícula.

En cuanto a la educación superior privada, Sánchez aseguró que se podrá mantener y crear proyectos educativos, con o sin recursos públicos, pero, que deben respetar la ley y deben ser instituciones sin fines de lucro.

Luego de explicar lo anterior, en el público se sintió inquietud sobre la propuesta de campaña y el rol que jugarían las universidades privadas en el plan de gobierno, y ante esto, un docente de la Universidad Andrés Bello manifestó:

-¿Puede aclarar a que se refiere con educación pública? porque hasta donde tengo entendido, todas las universidades tienen un deber público.

A lo que la candidata respondió:

-Se considera públicas a las universidades estatales o que pertenecen a un grupo sin fines de lucro.

La discusión aumentó por parte del público presente, quienes hicieron referencia a la Universidad Federico Santa María, Universidad Católica y a la Universidad de Concepción, abogando que estaban constituidas de la misma forma que la Universidad Andrés Bello, pero, que recibían dinero del Estado, y que eso era lo único que las diferenciaba de las privadas.

Ante esto, la periodista respondió: “Puede haber convivencia, aquí no estamos contra la educación privada, pero, creemos que hay un rol fundamental de la educación estatal y por eso queremos fortalecerla. Hoy día, la alternativa estatal en educación superior, es muchísimo más pequeña que la privada, y lo que queremos es ir equiparando esta situación”.

Por otro lado, y en relación a las propuesta de otros candidatos, como la de Sebastián Piñera y su idea de eliminar la gratuidad, Sánchez aseguró que en su gobierno se mantendrán todos los derechos y ayudas estudiantiles existentes, se redireccionarán todos los recursos que hoy se invierten en subsidios del mercado hacia la educación superior y no se asignarán nuevos créditos estudiantiles, sino que, se creará un nuevo sistema de becas administrado por Estado para estudiantes del sector privado. Esto último, a partir de la propuesta de campaña que pone fin al Crédito con Aval del Estado (CAE) y a la condonación de deudas universitarias por parte del Estado.

Sánchez también se refirió a que otra forma de financiar el programa educacional es mediante la redistribución de la riqueza en el país, contemplando que al reducir un 30% las ganancias del 1% más rico, se podrían recaudar los recursos para llevar a cabo esta reforma.

No piensa en segunda vuelta ni cree en encuestas

Muchas han sido las opiniones sobre la crisis del Frente Amplio con respecto a la baja que han presentado en las encuestas, incluso hubo un mea culpa por parte de la candidata presidencial. A dos semanas de las elecciones presidenciales, Sánchez se enfoca en los últimos días de campaña y se niega a hacer referencia en el rol que podría jugar ella y su partido en una posible segunda vuelta el próximo 17 de diciembre.

La última encuesta CEP, posiciona a la candidata del Frente Amplio en tercer lugar, con un 8,5% de las preferencias, descendiendo del 17% que obtuvo en la anterior. Por otro lado, la primera encuesta CADEM realizada en julio, posicionaba a la periodista con un  26% de los votos, pero, en la última versión, sólo llega a un 12%. Esta tendencia a la baja ha sido uno de los factores de pérdida de fuerza a lo largo del período de campaña, que tuvo un antes y un después, con la crisis vivida luego de las primarias, respecto al veto político a Alberto Mayol.

Desde adentro del Frente Amplio, se le atribuye esta debilidad a muchos factores, entre ellos, a lo poco disruptivos que han sido a lo largo de la campaña, a diferencia de candidatos como Marco Enríquez Ominami, y también, a que no se cuenta con tantos recursos económicos como el equipo de campaña de Sebastián Piñera.

Por el contrario, la imagen de Beatriz Sánchez se ha fortalecido poco a poco como un nuevo rostro de la política chilena. Así lo demuestra la encuesta CEP, donde la candidata se encuentra sexta, dentro de los políticos chilenos más conocidos por la gente con un 78% de reconocimiento entre los encuestados y obteniendo una mayor cantidad de percepciones positivas que negativas.

No obstante lo anterior, el objetivo de Sánchez es el foco en la primera vuelta: “Lo que yo no me puedo explicar, de verdad, es que estemos hablando de segunda vuelta hoy día, y tengamos tanta energía, desde los otros bloques y desde los otros candidatos, en hablar de segunda vuelta, cuando todavía hay un candidato que no presenta el programa”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s