Las jugadas de los candidatos testimoniales para ganar notoriedad mediática

A menos de un mes de la elección presidencial, los candidatos empiezan a jugarse sus últimas cartas para hacerse más visibles y ganar notoriedad en la agenda pública. Un ejemplo de esto es Alejandro Navarro, quien marca menos de un 1% en las encuestas y hoy le tiró monedas a Sebastián Piñera en el debate de la ARCHI por la polémica del financiamiento electoral.

El año 2013, el escenario electoral estaba nutrido de nueve candidatos que aspiraban llegar a La Moneda. De esos nueve pretendientes, cinco no superaban el umbral del 3% de los votos, fenómeno que se repite en la elección que se llevará a cabo este año. Eduardo Artés y Alejandro Navarro, ambos candidatos de una izquierda más dura, no alcanzan a tener el 1% de los posibles votos.

Sean o no candidaturas testimoniales, estos aspirantes, los menos visibles de la carrera presidencial, lo cual queda en evidencia al no ser invitados al foro de la Enade , están convencidos de permanecer hasta el final para mostrar sus propuestas e ideas y dejar instalado el debate en la agenda pública no solo para esta época eleccionaria.

Sin embargo, estas candidaturas tienen que sortear diferentes obstáculos para poder llegar a la ciudadanía, entre los cuales se encuentran el desconocimiento por parte de las personas, el nulo financiamiento y la poca aparición en los medios de comunicación.

La estrategia de Navarro

Señalada como una de las candidaturas más extremistas de la actual elección, junto con la de Eduarto Artés y José Antonio Kast, Alejandro Navarro no ha logrado repuntar en las encuestas para llegar a La Moneda en noviembre. Bajo el alero de su partido, País, el senador ha tomado la ofensiva cada vez que ha podido, principalmente para atacar a Sebastián Piñera.

Marcel Lhermitte, jefe de campaña a nivel nacional de Alejandro Navarro, apuesta por resaltar las características del candidato para hacerlo más visible y mantenerlo cerca de la ciudadanía.

Dentro de estas cualidades, Lhermitte destaca que el senador es “un luchador social. Es un hombre que se ha abanderado con muchas luchas en favor de los más desfavorecidos. Es una persona que trabaja y cuida de las minorías y está en contacto con ellas. Navarro viene de un contexto socioeconómico pobre, tuvo que trabajar para estudiar, recibirse y luego ser senador, lo cual hizo con mucho esfuerzo”, cuenta Lhermitte.

Sin embargo, estar cerca de la ciudadanía en época de campaña no asegura una presencia en los medios, lo que hace finalmente que un candidato sea más conocido y tenga verdaderas oportunidades de ganar la elección.

Uno de los temas más controvertidos de la actual contienda, y que se hizo presente hoy en el debate de la ARCHI, es el financiamiento para las campañas, principalmente por la polémica que ha existido con el Banco Estado por los préstamos que ha realizado a las diferentes candidaturas.

 

Navarro reclamó a través de Twitter por el préstamo de Banco Estado a Piñera.

Una de las escenas más polémicas, y curiosas del debate, vino por parte del senador Navarro, quien le arrojó monedas a Piñera para que “financie su campaña”.

En este contexto, el senador mencionó, en declaraciones reproducidas por Cooperativa, que “he escuchado al candidato Piñera hablar de odiosidad y la verdad es que la odiosidad es que al multimillonario le preste plata el Banco Estado para financiar la campaña. ¿Qué necesidad tiene Piñera de financiar su campaña? Aparece como un candidato vulnerable”.

Piñera no tardó en responder, diciendo que “los candidatos que saben que no van a ganar dicen cualquier cosa para aparecer en la prensa…”.

Otros candidatos que han hecho maniobras para ganar notoriedad son Marco Enríquez-Ominami y Eduardo Artés. ME-O apareció mediante un vídeo en el foro de la Enade, luego de que Beatriz Sánchez le cediera un tiempo de su espacio. En tanto, Artés hizo noticia por no darle la mano a José Antonio Kast en uno de los debates presidenciales.

Romper el cerco mediático: uno de los principales desafíos

Justamente, las apariciones en los medios de comunicación son uno de las principales dificultades que tiene la campaña de Navarro para ser más visualizada y conocida por la ciudadanía. Tomás Jocelyn-Holt, candidato que participó en la campaña del año 2013 y que obtuvo apenas el 0,19% de los votos, el equivalente a 12 mil sufragios, se asimila a la figura de Alejandro Navarro en la actualidad.

En ese entonces, Jocelyn-Holt aparecía más en los medios por hechos fortuitos, como lo fue su caída en bicicleta al llegar al debate presidencial de la ARCHI, o por frases sacadas de contexto, cuando los medios titularon una frase suya que diciendo que él (Jocelyn-Holt) era el único capaz de derrotar a Michelle Bachelet, quien finalmente ganaría la elección.

El abogado, ex DC, culpa a la prensa por crear una realidad en que solo hay dos candidatos que tienen posibilidades de ganar la elección.

“Esta idea de la campaña más pequeña es una idea instalada porque tienes que controvertir. Cuando hablamos de ideas instaladas es porque tú estás discutiendo con medios de comunicación y periodistas que en realidad son stakeholders, son personas que son actores, por lo que no es casual que tengas dos candidatos que son periodistas. Son personas que no son objetivas, tienen intereses en juego en la elección, te están vendiendo un relato y tú tienes que romper ese relato. Ese es el tema central, el principal problema de visibilidad”, dice el ex candidato.

Navarro, al lanzarle monedas a Sebastián Piñera, estaría utilizando la figura de la controversia mencionada por Jocelyn-Holt para así captar la atención del electorado y que su figura resalte por sobre las otras. Pero, ¿sirven realmente estas estrategias más extremistas para ganar votos?

Para Kenneth Bunker, analista político y académico de la Facultad de Gobierno de la Universidad Central, la estrategia para aumentar el caudal de votos es tener una postura más moderada, justamente lo contrario a lo que hace Navarro. “La gran mayoría de los chilenos se identifica en el centro, no le gustan las posiciones extremistas. Alejandro Navarro no busca instalar un discurso moderado, él busca extremar el debate hacia la izquierda, esperando poder mover la discusión un poco hacia su cancha”, explica Bunker.

Por lo mismo, las proyecciones que hace el analista político con respecto a la posible votación que obtendría Navarro no son para nada positivas, al mencionar que “estimo que el senador obtendría el 0,3% de los votos, con un margen que no iría más allá del 0,8″.

Sin embargo, estos serán los votos que tendrán que salir a buscar los candidatos que pasen a la segunda vuelta, por lo que, a pesar de no tener mucho protagonismo en esta primera votación, tal vez Alejandro Navarro tenga un papel más decidor en la segunda etapa de la votación que decidirá al próximo presidente, o presidenta, del país.

El fenómeno de los candidatos testimoniales, en el siguiente podcast:

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s