Las contradicciones y falsas promesas de la candidatura de MEO

Varias afirmaciones han surgido por parte de Marco Enríquez Ominami tras oficializarse su campaña presidencial el pasado 17 de mayo. Plantea el fin de la corrupción en la política y la llegada de la educación gratuita para todos, a su vez ha criticado públicamente a sus contrincantes, donde asegura que firmas reunidas por Alejandro Guillier vienen del narcotráfico.

Por Diego Carrillo

El 2 de abril de 2016, Marco Enríquez Ominami (MEO) fue invitado al programa 24 Horas, para ser consultado por el episodio de emisión de boletas falsas a la empresa Soquimich perteneciente a Julio Ponce Lerou. A raíz de esto, la periodista Mónica Pérez consulto lo siguiente: “¿Me podría explicar a dónde fueron a parar los 362 millones, que su asesor Cristián Warner le facturó a SQM Salar S.A y que la empresa misma rectificó?” De inmediato MEO respondió sin titubear “Hay una investigación pero reservo mi palabra para la justicia en esta materia, por una razón que usted mismo expone, hay una investigación en curso”.

Hijo de Miguel Enríquez, uno de los dirigentes fundadores del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y que murió a manos de la dictadura. Lanzó su primera candidatura en 2009- sorprendiendo a toda la esfera política- ahí obtuvo un 20% de los votos de ese año. Actualmente vive su tercer proceso presidencial, tras haber dejado atrás el retroceso que vivió en su segundo intento donde alcanzó el 10% de las preferencias.

El fin de la corrupción

Hoy por hoy, Marco ha tenido que luchar contra sus detractores y las críticas que se le han hecho en diferentes aspectos de su candidatura. En este sentido, ha planteado el hecho de eliminar las malas prácticas en la política y sacar la corrupción de raíz. Enríquez en uno de sus discursos de su canal de Youtube, se jacta de ser un político diferente al duopolio.

Sin embargo, el año pasado Cristián Warner su ex jefe de campaña y mano derecha, fue imputado por la emisión de 36 boletas falsas a cambio de servicios ficticios prestados a la minera SQM(Soquimich), por un valor de 391.200 millones de pesos. Cabe destacar que Warner no era la primera vez que era investigado por hechos similares, anteriormente se le ligaba la emisión de boletas falsas a la empresa OAS por 60 millones de pesos.

Francisca Lisbona, cientista político de la Universidad Diego Portales, explica que los actos de corrupción que se relacionan con el nombre de Marco Enríquez Ominami, se deben por el hecho que el político nunca ha podido defender su inocencia con fundamentos irrefutables. “Su liderazgo dentro de la izquierda ha perdido fuerza y esto se debe a que en distintas ocasiones se ha personificado como alguien que no es, no puedes criticar la corrupción si te han relacionado con ella”.

Educación pública gratuita

El líder y fundador del Partido Progresista, Marco Enríquez, planteó en su primer discurso como candidato a la presidencia, que si llegase a ser electo uno de sus principales objetivos será la educación pública gratuita y de calidad, esto con la promesa de eliminar el Crédito con Aval del Estado (préstamo fiscal para los alumnos en la universidad) implementando este sistema “gradualmente” para toda la población.

Según un artículo del medio BBC, que analiza por qué ha sido tan difícil instaurar la educación universitaria gratuita en Chile, explica que para llegar a la gratuidad se requiere el dinero equivalente a las dos nuevas reformas tributarias como la instaurada actualmente. Esto es equivalente a que el gobierno debiera superar en 29,5% el PIB tendencial que tiene hoy por hoy. Lo anterior lo comenta, Fernando Vega López, periodista y editor del área Negocios de La Tercera, quien tilda este proyecto como “imposible actualmente”.

A raíz de esto, Fernando Vega, explica que extender la gratuidad a toda la población, suena como un proyecto “utópico” pero que podría beneficiar a muchos chilenos. “Es una tarea que tiene costos importantísimos. Cuando Bachellet amplió la gratuidad al 60% de los estudiantes para 2018, es una medida que costará alrededor de 4.400 millones de dólares anuales, monto equivalente al 8% del presupuesto nacional” ratifica Vega.

Las acusaciones contra Guillier

Tras la emisión del reportaje de Informe Especial “Los tentáculos narcos en San Ramón” se difundieron los vínculos laborales entre narcos y el municipio, donde se acusa que ocurrían irregularidades ligadas a contratos por funciones que no se realizaban realmente. En este sentido, Miguel Ángel Aguilera, alcalde de San Ramón, fue duramente criticado por distintos sectores de la clase política, donde incluso MEO tuvo minutos para comentar el hecho.

El líder del Partido Progresista comentó el hecho frente a la prensa, donde aseguró que la firmas reunidas por Alejandro Guillier vienen del narcotráfico. Esto por el hecho que Miguel Ángel Aguilera, fue uno de los integrantes del Partido Socialista que ayudó constantemente a Guillier a juntar las firmas para poder presentar su candidatura presidencial.

Frente a estas acusaciones, todavía no se han presentado argumentos empíricos por parte de MEO que puedan aseverar las analogía descrita. En torno a estos dichos, Miguel Reyes, académico de la Universidad Diego Portales experto en argumentación y pensamiento crítico, comenta que estas declaraciones no deberían ser replicadas por el candidato del PRO sin previa verificación de los hechos.

Reyes explica que estos fenómenos relacionados a la posverdad son cada día más comunes y pueden ser utilizados muy inteligentemente por los políticos. En este sentido, señala que bajo la teoría estadounidense de la “Lógica Factual”, las personas pueden crear realidades diferentes mediante una misma información debido a las “garantías sociales” que tenga cada uno tiene.

En relación a esto, el académico Reyes rectifica que las garantías vendrían a ser las opiniones generales que tenemos acerca de una temática: “por ejemplo los bomberos tienen garantías de que son buenas personas y son valientes, en este sentido podríamos decir que existe actualmente una garantía social que los políticos son corruptos y ladrones”. En este sentido el especialista en argumentación, dice que los políticos al estar inmersos en este paradigma, están supeditados a que se les pueda acusar de cualquier cosa, incluso si estas acusaciones son falsas.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s