Ley de pensiones: Crónica de una reforma postergada

Se sabía (…) lo vemos como un aparataje político, electorista. Fue una puesta en escena”, declaró Ana Muga,  encargada de comunicaciones del movimiento No + AFP, luego que el pasado martes 12 de septiembre el gobierno le quitara el estado de urgencia al Consejo de Ahorro Colectivo, el primer paso para la modificación al actual sistema de pensiones.

Pese a que para la organización esta reforma es considerada como un triunfo, producto de la movilización social que ellos comenzaron, en la agrupación piensan que el hecho de haber considerado este proyecto con estado de urgencia responde a una estrategia comunicacional por parte del gobierno, para mantener tranquila a la población. “Está todo casi orientado a que no haya ningún cambio”, añadió.

marcha-no-afp-820x385

 

Arturo Squella, abogado y diputado de la UDI, tampoco está de acuerdo con la propuesta entregada por la presidenta Bachelet. “Yo creo que es un error. El sistema lo que necesita actualmente es una cotización mayor”, dijo el representante del partido de derecha, quien considera que en ningún caso se debe volver al sistema de reparto. Un hecho que demuestra que este proyecto no deja conforme ni a quienes están a favor ni a quienes están contra las AFP.

El descontento también se puede ver reflejado en la última encuesta Cadem, en la que el 51% de los encuestados declaró estar en desacuerdo con la reforma presentada por el gobierno.

cadem-pensiones-1

Los cambios al actual sistema

El pasado jueves 10 de agosto, la presidenta Michelle Bachelet, presentó en el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, dos nuevos proyectos de ley y una reforma constitucional, enfocados en modificar el actual sistema de pensiones. En aquella ocasión, la mandataria hizo un llamado a “acoger y discutir estas propuestas pensando en el bien de Chile”.

El primer cambio constitucional al actual sistema de pensiones consiste en la creación de un organismo autónomo, llamado “Consejo de Ahorro Colectivo”, una entidad estatal administrada por siete consejeros propuestos por el ejecutivo, pero que deberán ser ratificados por el Senado, al igual como se hace con los integrantes del Banco Central.

El primer proyecto de ley se basa en aumentar las cotizaciones de los pensionados en un 5% de aquí a los próximos seis años, a través del “Nuevo Ahorro Colectivo”. Este porcentaje se divide en dos: el 3% irá a cuenta de ahorro personal y 2% ingresará a un Fondo de Ahorro Colectivo.

La otra modificación que pretende realizar el ejecutivo es hacer un proyecto de ley que modifica y perfecciona las regulaciones que tienen actualmente las AFP’s.

El historial de las postergaciones

Cuando el gobierno le quitó urgencia al Consejo de Ahorro Colectivo el pasado 12 de septiembre, no fue primera vez que el ejecutivo retrasó el proyecto de ley para reformar las pensiones.

En esta ocasión el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, aclaró que este era un proyecto que requiere de un quórum alto, el cual la Nueva Mayoría aún no alcanza, que es 3/5 de la Cámara de Diputados, es decir 71 votos a favor del nuevo proyecto de ley. El secretario de Estado relacionó la falta de apoyo por estar en ambiente dieciochero. Además, añadió que “es mejor tener que votar eso cuando ya tengamos una asistencia más plena, y así evitar un traspié”.

Sin embargo, el diputado Squella atribuye esta decisión del ejecutivo a que el gobierno sabe que no tiene los votos para aprobarlo. Además, declaró que “este gobierno piensa que le quedan pocos meses de ejercicio y una reforma de esta magnitud requiere tener tiempos que no estén cruzados por elecciones”.

No obstante, desde antes de la presentación de la reforma de pensiones el gobierno ya se encontraba en problemas con el tiempo. El pasado martes 25 de julio, la vocera del gobierno, Paula Narváez fue la encargada de decirle a los medios de comunicación que el ejecutivo aplazaría el envío al Congreso para la semana del 7 de agosto. En ese momento, la vocera de gobierno declaró que “esta decisión tiene que ver con los últimos ajustes técnicos de un proyecto de ley tremendamente complejo, que tiene muchos detalles”.

Por ahora se espera que luego de las celebraciones de fiestas patrias el proyecto de ley entre en discusión en la Cámara Baja. Instancia en la que se verá si la Nueva Mayoría alcanza el quórum mínimo de 71 votos, para los cuales necesitará del apoyo de diputados Independientes.

camara_de_diputados_vacia

Por su parte el movimiento “No+AFP” llamó a un plebiscito entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre, en el que buscan discutir si la ciudadanía está a favor de este sistema de pensiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s