Las razones que explican el incendio en el Mini Cooper de Ignacio Lastra que tiene al modelo en riesgo vital

 

Tras el accidente que protagonizaron los “ex Doble Tentación” Ignacio Lastra y Julia Fernández en Providencia, la gran duda es por qué se incendió el auto de lujo que los transportaba. Manuel Barra, fundador de club mini cooper, señaló que el modelo Mini Cooper S año 2010, ha presentado fallas técnicas de fábrica en más de 80 mil vehículos y esto podría explicar el siniestro ocurrido.

Por Diego Carrillo y Matías Valenzuela

Gran conmoción causó el accidente protagonizado por Ignacio Lastra y Julia Fernández, pareja de chicos reality que chocó a gran velocidad en un Mini Cooper S la noche de este 31 de agosto. Tras el accidente, el auto se incendió en cuestión de segundos. Ambos jóvenes quedaron con lesiones y quemaduras graves. Aún queda por esclarecer las razones del accidente, pero un antecedente relevante es que este modelo del año 2010 ha presentado diversas fallas técnicas.

Manuel Barra, es uno de los fundadores del club mini cooper “Not normal Chile”. Como especialista de estos automóviles, comentó a Página Abierta que ha conocido muchas historias sobre choques a altas velocidades en los “mini”.

Al ser consultado por el accidente de los ex chicos reality, Barra comenta que “dos amigos míos han chocado en la autopista a altas velocidades y a ninguno de ellos se le incendió su auto, los mini son muy seguros. Con el equipo del Club Mini creemos que una de las razones podría ser el modelo y la serie del auto involucrado”.

Según el especialista automotriz, la marca ha contestado en distintos foros las fallas que han tenido o podrían tener algunos modelos en particular, dentro de estos errores de fábrica destaca la bomba de agua defectuosa, la cual se encuentra presente en 88.911 modelos MINI: Cooper S, Cooper S Clubman, Cooper S Convertible y John Cooper Works, correspondientes al año 2010.

Mini Cooper S convertible de Ignacio Lastra. Su fabricación fue realizada en septiembre de 2010.

La teoría de la bomba defectuosa se basa en que mediante una colisión a gran velocidad podría suceder lo siguiente: “la bomba de agua electrica auxiliar, que ayuda a enfriar el turbocompresor después del apagado del motor, podría funcionar incorrectamente, lo cual desencadenaría que la placa de circuito se sobrecaliente hasta el punto de arder en llamas” comenta Manuel Barra, quien constantemente interactúa con los foros de Mini Cooper latinoamericanos.

Sin embargo, cabe destacar que las causas reales del incendio todavía no son claras. Alberto Escobar, especialista en seguridad vial y gerente de asuntos públicos de Automóvil Club de Chile, cree que lo más probable es que el auto se haya prendido producto del contacto entre la chispa y la bencina que botó al momento de la colisión.

“Es muy difícil que un auto de esas características se incendie, sin embargo, al chocar a esa velocidad existe la chance de que las chispas hayan prendido a la gasolina”, explica Escobar.

Cómo ocurrió el accidente

Eran las 23:30 horas del jueves 31 de agosto, cuando la pareja de “chicos reality” Ignacio Lastra y Julia Fernández, se dirigían en un Mini Cooper por Avenida Providencia en dirección al oriente a exceso de velocidad . Tras llegar a la intersección con Antonio Varas, y con el semáforo en luz roja, el vehículo siguió su rumbo colisionando el costado izquierdo de un Chevrolet Sonic. 30 segundos después, la pareja se encontraba envuelta en llamas al interior del automóvil.

Al momento del choque, la peor parte la recibió el auto de la pareja. El vehículo se arrastró por el costado del copiloto 20 metros hacia el oriente antes de detenerse.

Según Wendy Cuevas, trabajadora de un local de comida rápida y testigo del accidente: “después que el auto se arrastrara 20 metros, se comenzó a incendiar llegando al metro 15, dejando una estela de fuego que al momento de detenerse se incrementó cada vez más segundo a segundo, la primera en salir fue la señorita, el hombre se estaba quemando vivo”.

El choque visto desde el paradero

Solo restaba media hora para que el reloj marcara la medianoche en el paradero frente a la Biblioteca Municipal de Providencia. Ahí se encontraba Fanny Paredes, quién esperaba la micro 405 tras salir de su turno nocturno en su trabajo como guardia de la Biblioteca. Tras cinco minutos de espera, la tranquila noche de la guardia cambió por completo, a lo lejos escuchó un choque estremecedor “se me paralizó el corazón”, señaló con angustia Fanny.

En un abrir y cerrar de ojos, todo ese deseo de llegar a su casa y el cansancio acumulado en la semana desaparecieron y se transformaron en adrenalina. Esto porque frente a sus ojos se arrastraba un Mini Cooper naranjo descapotable en llamas, que 20 metros antes se había pasado la luz roja correspondiente a la intersección de Avenida Providencia con Antonio Varas.

“Mi primera reacción al ver el auto quemándose no fue la que tuvo la mayoría. Varias personas que también estaban ahí, solamente sacaron su celular y comenzaron a grabar el accidente, yo no lo pensé dos veces y me dirigí inmediatamente al lugar para ayudar” dice Paredes.

Actuando solo por instinto y superando el shock del momento, ya que Fanny nunca antes había sufrido o presenciado un accidente de tales características, se acerca al auto envuelto en llamas y lo primero que ve es a Julia totalmente desorientada saliendo de la ventana lateral izquierda del Mini. Al momento de acercarse a la modelo brasileña y alejarla del fuego, Fanny señala que “cuando la agarré de su chaqueta de cuero, me tuve que alejar un poco porque el calor era tan intenso que al intentar ayudarla me quemé las manos”.

De repente Julia vuelve en sí y grita desesperadamente que aún se encuentra Ignacio dentro del auto, que se consumía ferozmente por las llamas. De pronto la atención se centra en Lastra, quien es ayudado por Pedro Lara, guardia de la Biblioteca Municipal de Providencia.

“El tipo estaba envuelto en llamas, entonces se tiró al piso y ya inconsciente logramos apagarlo con la ayuda de los extintores que trajeron las personas de los locales de al frente. Quedé muy impresionado al ver sus ropas pegadas a la piel, sus jeans habían quedado como shorts por el fuego” explica Pedro.

A los pocos minutos del accidente comenzaron a llegar al lugar los equipos de rescate. Bomberos apagaron el incendio del auto junto a la ayuda logística de Carabineros y el Servicio de Salud Metropolitano Central (SAMU) trasladó a Ignacio y Julia hasta la Clínica Indisa. Según el parte médico entregado por Leonardo Ristori, jefe de urgencias, el más afectado fue Ignacio quien resultó con el 80% de su cuerpo quemado. Por su parte Julia presentó quemaduras menores y la clavícula fracturada, por lo que será operada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s