Minería: la carta bajo la manga de Alejandro Guillier

En medio de la agitada agenda de campaña presidencial, y de la polémica por el bloqueo de los bancos al financiamiento de su campaña electoral, Alejandro Guillier, se refirió a las propuestas de su campaña que incrementarían una de las industrias más grandes del país.

La mañana de este viernes 25 de agosto, el candidato presidencial independiente, que representa a los partidos de la Nueva Mayoría, a excepción de la Democracia Cristiana, Alejandro Guillier, expuso su propuesta programática para la industria minera chilena en la conferencia “Una Política Minera para el Chile del siglo XXI”, en el que también participaron otros candidatos presidenciales como Carolina Goic, Beatriz Sánchez, Sebastián Piñera y José Antonio Kast.

Guillier es un hombre del norte. Nació en La Serena el  5 de marzo de 1953, en el seno de una familia republicana. Su padre nació en una salitrera y su madre es del Valle del Elqui. En Antofagasta estudió sociología y, paralelamente, periodismo en la Universidad Católica del Norte. Actualmente, es Senador por la II Circunscripción de Antofagasta. Siempre con los ojos puestos en el norte, es un conocedor del sector minero, ya que,  trabaja activamente en torno a esta temática en el Senado.

Por esto, pretende instalarlo como uno de sus ejes centrales de campaña. El aprecio que siente Guillier por el territorio nortino lo recalca cada vez que puede. En el foro organizado por Voces Mineras y el Colegio de Ingenieros, expuso sobre los desafíos que debe enfrentar Chile para reformar la industria minera.

“La minería es parte de nuestra vida. La minería ha sido la columna vertebral de la economía chilena desde la época colonial, y lo seguirá siendo. Es la única actividad de clase mundial que tenemos de verdad”, comentó Guillier.  En este sentido, existen nueve áreas de desarrollo que funcionarán como ejes de trabajo en el área minero. Una de ellas es la modernización del Ministerio de Minería, que se modificará para que atribuirle mayor poder, para generar políticas que estimulen el desarrollo de la innovación en la minería.

Así mismo, existen otras materias para la reestructuración de la industria minera como la diversificación de la productividad y la industrialización de proveedores para agregar valor y conocimiento a las exportaciones. También, la creación de alianzas internacionales como forma de promover el sector industrial con ciencia, tecnología e innovación.

Dentro de los puntos que propone Guillier, se destaca posicionar a la Corporación Nacional del Cobre (CODELCO) como una empresa mundial e internacional, para que en palabras del candidato, “deje de ser una transnacional amarrada”, y así tener una mayor libertad asociativa en los mercados extranjeros. Además, buscar poder desligarla del poder militar chileno, como forma de integrarla a la economía nacional como una empresa cien por ciento estatal.

Además, otra propuesta es la de implementar cambios en el tiempo de aprobación de proyectos mineros, de forma de mantener una relación equilibrada entre calidad y velocidad de aprobación, donde prime la rigurosidad de la normativa vigente para la implementación de nuevos proyectos.  “Tenemos que resolver toda la evaluación de impacto ambiental, que es un escándalo. Las autoridades no se ponen de acuerdo. Eso habla de una crisis. Hay que definir los procesos de evaluación ambiental, para que sean más eficientes, más cortos, más simples y con las reglas del juego claras desde un comienzo”, comentó Alejandro Guillier en el foro.

Las propuestas requieren de una descentralización del país y del sector minero. “Un país descentralizado, redistribuye poder. Hay demasiado poder concentrado en el centro. Por eso el fracaso del Proyecto Dominga. Debe existir una cadena virtuosa con planificación racional del uso del territorio, para que haya certezas en las reglas del juego”, afirmó Guillier.

El candidato mencionó que la clave para poder hacer surgir la economía en base a sus industrias es mantener una armonía en sus negocios, donde que convivan en concordancia, especialmente en áreas estratégicas como lo son la minería, la energía y el transporte. Para que esto se cumpla, es la “autoridad política el que define las reglas del juego y el empresario sabe dónde instalar un proyecto productivo y cuáles son las normativas. Lo que no se puede seguir haciendo, es que el privado vaya presentando el proyecto en forma parcial, entonces cada capítulo se aprueba paulatinamente y cuando se completa, empieza el problema”, dijo enfáticamente.

La actividad finalizó con un improvisado saludo a su contendora del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, frente al edificio de Conferencias de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s