Aborto: tres años de lucha, tres días de alegatos y tres causales por aprobar

Por Fernanda Bravo y Antonella Cattaneo

Nueve de la mañana. En el Paseo Huérfanos, la jornada comienza en el Tribunal Constitucional (TC), cuya entrada se encuentra cercada con vallas papales. Una mujer con los ojos cerrados, pide que Dios le dé sabiduría a los gobernantes que decidirán sobre el futuro del país, acompañada de carteles “No al aborto, Sí a la vida”. Los guardias miran cautelosos, desconfiados y serios. No quieren que se repitan los enfrentamientos del día anterior.

El debate sobre las tres causales de la ley de aborto, llega hoy a su fin. Luego de años de discusión, su aprobación en ambas cámaras, y la presentación de un requerimiento por parlamentarios de Chile Vamos para invalidar el proyecto de despenalización de aborto en tres causales por su supuesta inconstitucionalidad, la tensión impera en el Tribunal Constitucional. Nerviosismo, pasos ágiles, todos atentos a una decisión que serpa histórica para la sociedad chilena.

La candidata a la presidencia, Beatriz Sánchez y la diputada Camila Vallejo con el apoyo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), miembros del Frente Amplio y otras organizaciones han participado muy activamente de este último proceso para defender el proyecto y su aprobación íntegra. La semana pasada presentaron al tribunal su solicitud de audiencia pública para, posteriormente exponer sus alegatos ayer.

Este es el tercer día de batalla en el TC, y a la vez el más esperado, ya que, los representantes del Gobierno y de Chile Vamos, dan a conocer sus argumentos finales ante los diez magistrados miembros de este tribunal. Los dos días anteriores en maratónicas jornadas desde las 9:00 a las 0:00, los jueces escucharon exposiciones de 135 organizaciones (ONGs, sociales, religiosas, educativas, entre otras) con ambos puntos de vista.

En esta jornada final de alegatos, comienza la audiencia con el primer expositor, Miguel Ángel Fernández, abogado en defensa de los Senadores de Chile Vamos. Apela al derecho fundamental de la vida, defiende los derechos del niño que está por nacer. “Nosotros creemos que la labor y la obligación de proteger la vida que está por nacer no se cumple solamente no ejecutando acciones en contra de él. Tampoco se cumple esa obligación cuando no se realiza todo lo necesario para que llegue a vivir y eso es lo que nos parece que hace el proyecto”, argumenta Fernández.

Mientras tanto, a las afueras del Tribunal Constitucional pancartas con mensajes alusivos a la defensa de la vida y proverbios religiosos se ven en calle Huérfanos. Opositores evangélicos predican e invitan a las personas a generar conciencia sobre el debate. Los transeúntes apuran el paso mirando con curiosidad la escena. No quieren participar pero les llama la atención tanto alboroto.

“Abortar, abortar, al Estado patriarcal” se escucha enérgica y repentinamente. Un grupo de jóvenes defensores del proyecto, se instala rápidamente para participar del debate. Un lienzo que defiende los derechos de las mujeres fue colgado en una valla papal. Se siente la tensión de ambas partes. Es latente. Los guardias se asoman para imponer presencia.

Mientras tanto, en la sala del TC se encuentra Rodrigo Díaz de Valdés, que es el siguiente en exponer sus argumentos por los diputados de Chile Vamos, atacó principalmente la causal de inviabilidad fetal y violación, intentando desacreditar las facultades de los equipos médicos para diagnosticar, ya que tienen estadísticas que señalan que hay entre un 50% y 70% de posibilidades de ser erróneo, además de argumentar que los equipos médicos no pueden certificar una violación, porque supuestamente sale de sus facultades y competencias. Luego de estas declaraciones, comienza el segundo bloque de la audiencia.

La espera es eterna. En la calle, opositores y defensores continúan marcando presencia. Una mujer de la Organización Mujeres de Blanco, organización que rechaza el proyecto de interrupción de embarazo, se arrodilla con un poncho en medio de la calle, mirando una cuna que está cubierta con la bandera chilena y sobre ella, un chupete. Una de sus acompañantes, Carola Evans, cuenta al público que es una intervención urbana que evoca la rehabilitación que hace la organización con las mujeres que han abortado a sus hijos.

“Que se preocupen de rescatar, sacar adelante a todas estas mujeres que han abortado y que quedan con un trauma severo. Porque sí, se pueden tratar. El trauma de la violación se puede aminorar y alivianar, pero este trauma (abortar) no, no es fácil”, dice Carola. En medio de su discurso, un transeúnte la interrumpe: “tú no te ves vulnerable, te felicito”, dispara en alusión a que el proyecto es para gente vulnerable y pobre, no para gente acomodada como ella.

En la sala del Tribunal, argumenta Luis Alfredo Etcheberry, abogado de la Presidenta de la República, quien define la postura oficial del Gobierno. Ante el jurado de Ministros Titulares y un público expectante, reafirmó las causales que conforman el proyecto de despenalización. Se refirió a la segunda causal, por inviabilidad del feto, diciendo que no se debe obligar a una mujer a portar a un condenado a muerte. Así mismo, afirmó que rechazar la causal de violación es reducir a la mujer a la calidad de incubadora humana.

Tanto fuera como dentro de la sala, la presión y la incertidumbre son preponderantes. La larga espera para llegar al fallo final se ha extendido a través de tres años de discusión, debates históricos y hasta violentos enfrentamientos.

El fin a la eterna espera y los posibles panoramas

A pesar de la gran cantidad de argumentos compartidos a lo largo de esta última etapa, son los miembros del Tribunal Constitucional quienes se reunirán hoy desde las 16:30 hrs. para llegar a una decisión alrededor de las 21:00 hrs. Son diez ministros: Marisol Peña, Iván Aróstica, Gonzalo García, Domingo Hernández, María Luisa Brahm, Nelson Pozo, Cristián Letelier, José Ignacio Vásquez, Juan José Romero y, el actual Presidente, Carlos Carmona.

De estos miembros, se sabe que están empatados en relación a sus tendencias políticas, y que si votaran de acuerdo a éstas y si es que existe un empate, el doble voto del presidente Carlos Carmona, dirime a favor del proyecto. Sin embargo, ha habido un sinfín de especulaciones sobre ciertos miembros cargarían la balanza a un 6 sobre 4, con posiciones más conservadoras, lo que complicaría el panorama para la aprobación final de la Ley de Aborto en tres causales.

La otra variable que será decisiva hoy, es si el Proyecto será votado completamente o cada causal será votada individualmente. Si es cada causal independiente, existen grandes posibilidades de que el aborto por violación, sea rechazado por el TC. Por el contrario, si se vota por el Proyecto conjunto, se puede predecir que la tendencia política de cada ministro jugará un rol decisivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s