Se abre la primera Escuela de Formación Sindical para jóvenes

En una época en la que la sindicalización en Chile ha tenido un aumento considerable EN LA NOTA NO ESTÁ LA CIFRA QUE AFIRMA ESTE DATO, el Instituto Nacional de la Juventud decidió abrir la primera Escuela de Formación Sindical, dedicada a todos aquellos jóvenes dirigentes que busquen ampliar sus conocimientos sobre asuntos laborales y legislativos. Esta propuesta fue lanzada con el objetivo de que las personas puedan incorporar capacidades básicas para contribuir en el desarrollo del sindicalismo y así involucrarse más en los procesos democráticos.

A las 10 de la mañana de este viernes, el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) dio inicio a la primera Escuela de Formación Sindical para jóvenes trabajadores y dirigentes de entre 18 y 29 años. A la instancia llegó el Director Nacional de la institución, Nicolás Farfán, junto a la Sub Directora Nacional, Natalie Vidal, para inaugurar la escuela y dar la bienvenida a los asistentes. La iniciativa busca que tanto hombres como mujeres sean más conscientes sobre las prácticas laborales. “Los jóvenes hoy día deben estar presentes en todas las discusiones. Cuando los invitamos a ser parte de procesos electorales, debemos incluirlos en todas las aristas de la democracia, por lo que es muy importante la Escuela de Formación Sindical, para que conozcan esta realidad, la historia y sean los dirigentes del futuro”, sostuvo Farfán.

Dentro de los temas y contenidos que se abordarán dentro de las diferentes sesiones se encuentran: estructura sindical, competencias para la comunicación, equidad de género, introducción a la legislación laboral chilena, entre otros. La idea de este proyecto es que los jóvenes dirigentes de diferentes empresas, adquieran conocimientos y capacidades básicas para que puedan contribuir al desarrollo y consolidación de los sindicatos.

Tomás Pinilla (29) trabaja como guardia de seguridad en el supermercado Acuenta número 539 de la comuna de Renca. Lleva un año como delegado del local y además es encargado del activismo sindical de toda la Región Metropolitana. Su motivación por enfrentar las injusticias y contribuir con las luchas sociales comenzó a muy temprana edad. Motivado por su padrastro, quien adoraba al ex Presidente Salvador Allende y sus propuestas laborales, Tomás siempre tuvo la intención de formar parte de un sindicato. “Desde chico me ha gustado el comunismo, defender a la gente cuando hay abusos y atropello a los derechos. Mi padrastro me enseñaba a que nunca me tenían que pasar a llevar, siempre tenía que defenderme”, sostiene.

Cuando llegó a trabajar al supermercado Acuenta, el sindicato llevaba cuatro años en funcionamiento pero solo contaba con tres adherentes y por lo mismo no lograban llegar a grandes acuerdos con los directivos. Hoy, gracias a las gestiones de Tomás y sus compañeros, el local 539 es uno de los supermercados que posee los mayores números de sindicalización. De un total de 60 trabajadores de planta, 50 se encuentran dentro de la agrupación. Acuenta junto con Lider y Lider express y Ekono, forma parte del holding Walmart. Este consorcio posee alrededor de 149 sindicatos y 18.000 funcionarios organizados.

Es la segunda vez que Tomás asiste a un curso de capacitación sindical. La primera fue en la ciudad de Ovalle donde pudo interiorizarse mejor acerca de los derechos de los empleados, las maneras de llevar a cabo una negociación, entre otras cosas. Sobre la decisión que tomó el INJUV de crear la primera escuela sindical, el delegado considera que es algo muy positivo y necesario. “Es importante que se considere a los jóvenes porque hay mucha gente que no conoce cuáles son los derechos y deberes dentro de una empresa y por lo mismo se quedan callados. Es importante conocerlo cuándo se comienza la etapa laboral”, dice Tomás.

Hasta mediados del siglo pasado, los trabajadores chilenos no contaban con ningún tipo de legislación social o laboral que les brindara protección. Fueron ellos mismos los que poco a poco se comenzaban a organizar para apoyarse y resguardarse de los abusos. Incluso en 1997, el Senado rechazó la propuesta de legislar sobre las reformas laborales, viéndose reflejado la intransigencia del sector empresarial frente a legislar sobre este tema.

Recién en los últimos 15 años, las empresas se han visto más dispuestas a conversar y discutir sobre las problemáticas que enfrentan los empleados. De hecho según los antecedentes recopilados por la Cámara de Comercio de Santiago, en los últimos tres años la tasa de sindicalización promedio de los países de la OCDE, descendió de 20,3% a 17%. Mientras ocurría ese fenómeno, en Chile aumentaba esa tasa de un 15,8% a 16,4%.

Tanto para Tomás como para otros dirigentes en Chile, el aumento de los sindicatos se debe a que esta es la única manera de combatir los abusos por parte de las empresas.”Uno tiene que sindicalizarse porque es la única forma de pelear y luchar por las injusticias dentro de una empresa”, sostiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s