Herencia histórica: Creador de cerveza Corona vuelve millonario a su pueblo natal

El creador de la reconocida cerveza Corona, Antonio Fernández, falleció el pasado 31 de agosto y recientemente se dio a conocer el millonario testamento de 200 millones de euros que dejó a su pueblo natal, Cerezales del Condado, en España. 

Cerezales del Condado es un pequeño pueblo con 84 habitantes ubicado en la localidad de  Vegas del Condado. Fue en este lugar donde Antonio Fernández, el menor de 13 hermanos, nació en una familia agricultora con mala situación económica. Es por esta razón que Fernández debió dejar de lado sus estudios ya que sus padres no pudieron pagárselos. A pesar de los problemas económicos de su familia, el magnate llegó a ser policía local en la ciudad de León.

Fue a la edad de 34 años que decide emigrar a México, invitado por un tío de su esposa a trabajar en la empresa cervecera “Grupo Modelo” en 1949. Es precisamente en este lugar donde el millonario empresario comenzó a trabajar y creó la cerveza Coronita o Corona, la cual es altamente comercializada a nivel mundial. Es por esto que Fernández se conviritó en el rostro principal de la empresa y comenzó a acumular su fortuna.

Aunque si bien Fernández se erradicó en México nunca dejó atrás sus raíces ya que mantenía relaciones constantes con el pueblo que lo vio nacer. Según informa El País, fue él quien arregló calles, instaló una red de tuberías (que permitió abastecer a la totalidad del pueblo con agua), remodeló parques e iglesias, y además creo la Fundación “Alejandro y Cinia” dedicada a desarrollar proyectos culturales y tecnológicos dentro del pueblo, entre otros.

Pero uno de los aportes más importantes fue revelado en su testimonio luego de su muerte, 200 millones de euros (alrededor de 140 mil millones de pesos chilenos), especificando que el dinero permitirá a los habitantes de Cerezales garantizar labores educativas, culturales y sociales.

“Si no fuera por él este pueblo no sé cómo estaría, porque no tenemos un duro”, explica Máximino Sánchez, dueño del único bar del pueblo y presidente de la junta de vecinos. 

Finalmente, Fernández fue sepultado en el mismo lugar donde se encuentra su esposa Cinina González (Mexico), con la cual no tuvo hijos y estuvo casado 70 años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s