Entrevista: Freddy Stock declara a Bob Dylan y a The Beatles como los mayores influenciadores de la música chilena

Recién llegado de Radio Futuro, y con clásicos sonando de fondo en el Goodstock Bar, el periodista nos habla de la música chilena y sus principales influencias. Enalteciendo a Los Jaivas y a los míticos Ángeles Negros, el rockero panelista se abre para Página Abierta. 

Por Camilo Arellano y María José Rueda

Bajo un nuevo escenario nacional, el rock ha vivido una metamorfosis que lo tiene dividido y oculto en algunos ámbitos. Con La Nueva Cumbia Chilena tomándose lo “popular”, nos habla Freddy Stock, un rockero de la vieja escuela para analizar el presente de nuestra música.

La música chilena siempre ha tenido exponentes importantes sobre el rock. Ahora los cabros van a tocatas de Guachupé o Santa Feria ¿Esa esencia del rock se ha perdido con las nuevas generaciones?

–  El rock es más que un género puntual, es un movimiento y una actitud desde la música hacia la sociedad de algún tipo de cambio. Por eso yo creo que se habla de Violeta Parra o Víctor Jara son manifestaciones del rock. Creo que el rock está muy diversificado y más que muerto lo veo como muy hijo de internet. Muy hijo de lo pluri-conceptual que nos permite. Porque antes cuando no estaba internet, un sello te distribuía y un sello te fabricaba y te grababa. Ahora tú creas el estilo que más te gusta y esa libertad hace que el abanico sea mucho más amplio y mucho menos indescifrable y mucho menos encasillable.

 Los músicos que se dedican a hacer rock tienen más libertad, pero han sufrido que otros estilos musicales los han ido aplastando con el tiempo. ¿Por qué se da ese fenómeno?

– No sé. Creo que los mismos que van a Guachupé, van a los Bunkers. No creo que haya cofradías tan cerradas. Salvo estilos más radicalizados como el dead metal o el punk, pero en general yo creo que la misma gente que pueda ver a los Rolling Stones puede ir a ver a Chico Trujillo sin problemas y eso también habla de que no solamente se ha diversificado el intérprete, sino que también la concurrencia y el consumidor de ese tipo de arte.

¿De los artistas nacionales, cuál es el que te ha llamado la atención últimamente?

– A mí me gusta mucho más el rock más clásico. Lo que pasa es que es difícil encontrar a alguien hoy en día porque hay que buscarlos por los senderos no convencionales. Hay que buscarlo en Youtube. Hay muchos cabros de 20 años haciendo buena música y ese tipo de expresiones. Los que ya se conocen es porque de alguna manera ya son parte de la industria. Pero si tú me pides un nombre ahora, me quedaría con Kuervos del Sur, dentro de lo que hacen.

¿Y cuál fue la última banda chilena que de verdad te ha impresionado?

– Yo creo que el último disco que me gustó mucho fue La Nueva Canción Chilena de Electrodomésticos. Ahí dije ‘oh el disco bueno’ y lo escuchaba y lo escuchaba. Me gustó mucho el tributo de Los Bunkers a Silvio Rodríguez, hay una mirada y un atrevimiento importante. También me gusta la frescura de la Francisca Valenzuela, la respeto.

Hay algo que tienen en común Los Bunkers, Los Prisioneros, y los Tres, es que les encantaban los Beatles. No sé si serán ellos, pero a tu juicio: ¿El artista internacional que más ha influido en la música chilena quién es?

– La media pregunta. Yo creo que el más importante de todos es Bob Dylan, porqué cambió todo el eje de la lírica. Al recibir la influencia de los Beatles -porque él influenció a los mismos Beatles primero– le dio a la guitarra eléctrica una connotación socio política importante.

En lo musical y en el fenómeno que produjeron, los Beatles también sin duda. Son los primeros que usan el estudio de grabación como un instrumento más. Creo que también ellos son la banda más importante de todos.

Y la influencia que llegó a Chile, por lo mismo Los Bunkers o Los Tres rayan con ellos..

– Si por lo mismo, Los Beatles sacaron 10 discos, pero cada disco es como la raíz de algo nuevo. Como que crean un universo entero, a partir de ellos nace un universo completo, es como un big bang de la música, una explosión. Por eso es difícil encasillarlos y hay tantos músicos que se sienten influenciados.

Hoy en día ese sonido “beatle” que instauraron Los Tres en su momento, ya no se escucha tanto. ¿Se ha perdido ese sonido en la actualidad?

– No, yo creo que no, porque los Beatles están presenten en varias cosas. Cualquier baladista es medio Beatle. Hasta Manuel García, que es más Silvio Rodríguez, pero Silvio está muy influenciado por ellos. La bachata de Juan Luis Guerra está influenciada por The Beatles, creo que no hay músico de verdad que no se conozca o saque cinco canciones de los chicos de Liverpool, y las tenga como referente de composición, o de arreglo.

img_5809

¿Cómo ves la música chilena a futuro? ¿Qué camino va a tomar? Yo sé que eres más clásico en ese sentido. ¿Podrá volver a ser antes en el sentido del rock?

– Yo creo que siempre la música vuelve a las raíces. Históricamente es un ciclo. Siempre vuelve de la experimentación a la raíz, lo que hicieron los Beatles, por ejemplo. Hay harta música que está volviendo a la raíz, al power trío o al cuartero más formal. Escucho mucha música de cabros chicos que están en el colegio todavía, o tiene menos de veinte años, porque finalmente la raíz está ahí, en la búsqueda en los arreglos, y en los tres acordes mayores que hacen el rock and roll.

Tú has escrito libros sobre Los Prisioneros y Los Jaivas. ¿Para ti cuál es la banda chilena que más ha influido hasta hoy a los nuevos grupos?

– Sin duda que Los Jaivas, lejos, es la banda chilena más importante de todos los tiempos. Todos los demás son subalternos al lado de la influencia de Los Jaivas. Inventaron un lenguaje. En segundo, Los Ángeles Negros, que también inventaron un lenguaje propio, que es el bolero con estética de rock.

¿Y ahí, dentro de la banda quién te gusta más? El Mario o el Germaín. El guitarrista, o la presencia del vocalista.

– Lo que pasa que es entretenido el conjunto que se crea, porque es una estética súper The Doors. Si uno escucha a Los Ángeles sin volumen, piensa que es un grupo de rock. Tienes a un Morrison chileno que está despegado de la banda, un frontman que se viste de blanco y los demás se visten de negro, tienes un piano Hammond, bajo, batería, y guitarra eléctrica que es un cuarteto típico de rock. Quizás ellos son el producto más exportable que haya tenido la música chilena desde Lucho Gatica.

¿Qué disco le recomendarías a un extranjero para que conozca la música chilena?

– Alturas de Machu Picchu, al tiro. Después le pondría Aguaturbia, ahí también está el mejor guitarrista chileno de todos los tiempos, Carlos Corrales. Y después lo metería mucho con la Nueva Canción Chilena, con Víctor Jara, Y si tiene tiempo, explicarle como se tradujo la arremetida estadounidense con la Nueva Ola.

¿Te gusta La Nueva Ola?

– Yo respeto harto La Nueva Ola, Buddy Richard es un tremendo compositor

Ángel Parra señaló hace un tiempo que a su madre Violeta, le encantaba Yesterday ¿Reconoces una influencia de Beatles en ella?

– Es que los Beatles influenciaron a mucha gente, a Víctor Jara también. Lo que pasa es que como eran comunistas tenían que quedarse callados. Tuvo la osadía de grabar con Los Blops, El Derecho de Vivir en Paz, y eso le significó una reprimenda desde su partido. El Partido Comunista.

Fue una controversia ocupar la guitarra eléctrica…

– Fue la primera vez que se cruzó el eje social con el rock. Nunca se había cruzado, después lo haría Jorge González con Los Prisioneros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s