Presentan querella por desplome en el Eurocentro

En la esquina de Moneda con Ahumada, hombres y mujeres fuman algunos cigarros para hacer una pausa en su jornada laboral. Los Quioscos, carros de maní, de mote con huesillos y puestos de ropa se encuentran funcionando normalmente. A primera vista parece como si nada hubiese ocurrido, pero hace apenas una semana, Sergio Silva conducía una camioneta por la misma intersección cuando una cornisa cayó sobre su vehículo. Esto lo dejó inconsciente, provocando una colisión que terminó con seis personas gravemente lesionadas.

A ocho días del accidente, la candidata a Concejal por Santiago, Rosario Carvajal, presentó una denuncia contra las autoridades municipales por la negligencia ocurrida con el derrumbe que provocó el edificio Eurocentro. Carvajal comenta que este es un error grave puesto que “de acuerdo al artículo 156 de la ley de urbanismo y construcción, el municipio tiene la facultad legal para intervenir cuando los privados no se hacen cargo de estas reparaciones”.

14522157_10154578136862258_1986526128_o

La candidata, quien además es integrante del Concejo de la Sociedad Civil y parte de la directiva de la junta de vecinos del barrio Yungay, plantea que lo que se requiere es un rol fiscalizador del municipio y que además busque los recursos en caso de que los propietarios no cuenten con el capital para poder realizar las obras de mantención y reparación.

EL ACCIDENTE

Diez minutos antes del accidente de la semana pasada, Juan Carlos Vicencio, quien trabaja como conserje en el edificio que está contiguo a la farmacia Salcobrand y frente al Eurocentro, había caminado por el lugar del derrumbe en dirección al banco Santander para pagar unas cuentas. No notó nada extraño y tampoco imaginó lo que vendría después. Al momento del incidente, se encontraba en la entrada del inmueble por lo que presenció desde que cayó la cornisa hasta que el vehículo se estrelló.

Juan Carlos recuerda que “era una especie de zona cero, porque había una polvareda de cemento muy grande por toda la calle, además de los gritos y el pánico que existía”. Los servicios de emergencias comenzaron a llegar rápidamente para rescatar a los heridos y trasladarlos a los centros asistenciales. La gente se amontonaba en las veredas para saber qué había ocurrido y  asistir a los lesionados. A Juan Carlos le habían ordenado que no podía dejar salir a nadie del edificio, pero dentro del morbo la gente salía a fumar un cigarro y se agolpaba en la puerta.

Tanto Carvajal como Vicencio concuerdan que existe muy poca fiscalización en las obras. Después del terremoto del 2010, según ellos, no existe una adecuada fiscalización del municipio que encabeza la PPD Carolina Tohá. Ambos informan que incluso se han desprendido algunos escombros del mismo edificio que no pasó a mayores.

Los comerciantes y testigos del incidente no sienten temor por un nuevo derrumbe, están ahí porque son sus puestos de trabajo y no pueden cambiarlos. Solo piden que se penalice a los propietarios cuando está en riesgo la vida de la gente y que no se espere a que ocurra un nuevo accidente para tomar medidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s