Las claves del acuerdo por la paz en Colombia

Tras casi cuatro años de negociaciones, el próximo 2 de octubre, los colombianos decidirán si aceptan o no, lo acordado por el gobierno con las Farc. De ganar el sí, el congreso activará el FAST TRACK –un procedimiento que acorta el trámite de los proyectos de ley y las reformas constitucionales que implementaran lo acordado-.

El 3 de septiembre, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que se firmará formalmente con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el acuerdo de paz alcanzado el pasado 24 de agosto en La Habana. Las 297 páginas del acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla, son el resultado de cuatro años de negociaciones. Una montaña rusa que se inició en medio de la guerra y que se terminó en un cónclave de seis días donde se impuso la urgencia política. Los acuerdos alcanzados inicialmente serían por seis meses pero podrían ser prorrogados por seis meses más de ser necesario.

 Los primeros tres proyectos son, la ley de amnistía para los guerrilleros rasos, una reforma constitucional para regular la jurisdicción especial para la paz y un proyecto de ley para que los acuerdos sean incorporados al conjunto de leyes y tratados que rigen a la nación. En máximo en un año todo debe estar tramitado en leyes, reformas constitucionales o decretos emitidos por el presidente, quien tiene unas facultades especiales para hacerlo.

¿Y qué pasará con los guerrilleros? El día que se firme el acuerdo final, el día D, los integrantes de las Farc tendrán seis meses para reintegrarse a la vida civil y dejar las armas. Todo el material bélico será entregado y almacenado por una comisión de la ONU y la CELAC.

Las armas se van a fundir y se construirán tres monumentos en Nueva York, La Habana, Colombia.

La historia habla

Harry Gonzáles y Sebastián Echeverry, perdieron a sus padres en las manos de las Farc y hoy están a favor del “Sí”.

“El perdón es algo muy personal, es de la intimidad de la víctima, y por eso hay que encontrar otras motivaciones. Para mí fue buscar que no haya más víctimas del conflicto armado en Colombia”, dijo Gonzáles a La Tercera.

Sebastián, de 19 años y estudiante universitario participó el miércoles del registro del movimiento  “Obvio sí” en Bogotá, en el que activistas por la paz y víctimas del conflicto armado se unieron para promover la aprobación del acuerdo. “Fue una infancia totalmente diferente, extraña, en la cual yo no recuerdo muchos colores, rondas o amigos, sino marchas interminables, grabaciones de palabras mías diciéndole (cosas) a mi papá porque así era como nos comunicábamos para las pruebas de supervivencia”, contó al citado medio Echeverry.

Con banderas blancas con el “Sí” y la palabra “perdón” en sus bocas, pidieron a los colombianos ir a las urnas para acabar con un conflicto de más de medio siglo en el que también han participado otras guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, dejando un saldo de más de 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s