En busca de una nueva oportunidad: Migrantes piden casarse para regularizar su situación en Chile

Actualmente viven en Chile más de cinco mil dominicanos indocumentados. Gran parte de ellos, llega de forma ilegal a través de la frontera de Perú o Bolivia. Son días y noches de mal dormir, una mala alimentación, poca higiene y un peligroso trayecto. Entre nueve y doce días se tardan en llegar al país, el cual promete una nueva vida alejado de su cultura, idioma y seres queridos.

Mayra (40) llegó desde República Dominicana hace dos años y medio a Chile y todavía sigue sin documentación. Venía en busca de nuevas oportunidades, el sueño de toda persona a la que se le promete un mundo mejor. Dejó cuatro hijos, para poder conseguir un trabajo digno y brindarles un futuro más favorable. Hoy, junto a un grupo de inmigrantes, se encuentra en proceso de regularización de su situación. Por lo mismo, el día de hoy presentaron un petitorio ante el Registro Civil con el objetivo de conseguir una oportunidad para contraer matrimonio y posteriormente poder acceder a un carnet de identidad.

Existen muchas agencias que ofrecen a la comunidad migrante conseguir una visa de trabajo, un carnet de identidad y todo lo necesario para la permanencia en el país extranjero. Josefina Corporán, de origen dominicano, pertenecía a una agencia la cual recibía millonarias sumas de dinero por parte de quienes deseaban salir del país con la promesa de ser completamente legal el proceso. El problema comenzaba al llegar a la frontera de Chile, pues sus visas y pasaportes no eran verdaderos y por lo mismo estaban ingresando al país de forma ilegal.

Miles de personas llegan día a día al país engañadas por estas empresas que no cumplen sus promesas. Viven indocumentados, sin una cédula para poder trabajar, ir al hospital o simplemente para realizar una vida común y corriente como lo hacían en sus países de origen.

Nathanael (25), es otro dominicano que llegó engañado a Chile. Su vuelo arribó en Ecuador y debió viajar por Colombia, Perú y Bolivia a través de un bus en muy malas condiciones. Pasó frío y hambre, a tal punto de bajar 22 kilos en el trayecto. Su intención era comenzar una nueva vida con su pareja en un país que ofrecía más posibilidades para surgir.  Al igual que a Mayra le contaron el cuento del tío. Le prometieron un mundo increíble, lleno de oportunidades, las cuales se vieron desvanecidas al llegar al país.

La decisión de venir a Chile, nace por la estabilidad de su economía, la seguridad de sus ciudades y un mejor nivel de vida. Mayra se estableció de forma independiente con una peluquería en Santiago. Trabaja todos los días desde las once de la mañana hasta las ocho de la noche. Lo único que desea es conseguir una cédula de identidad para vivir tranquila, pero se la han negado varias veces. En el departamento de extranjería le dicen que la única solución es volver a su país, lo que claramente ella no quiere pues se siente bastante cómoda acá.

Tanto Mayra como Nathanael, se encuentran en pareja actualmente. Ambos están completamente legales en Chile y por lo mismo, desean contraer matrimonio para arreglar y formalizar la situación que hoy en día los tiene sin trabajo, sin salud, sin educación, ni nada a lo que quisieran aspirar. Pues todavía está latente el sueño de conseguir una vida más amena de la que tenían en su país de origen.

Por su parte, extranjería no quiso dar declaraciones acerca del proceso que se está llevando a cabo, ni de cuando habría una respuesta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s